La Liga Mexicana de Beisbol, a través de un comunicado, descartó que una de las balas que impactó ayer el autobús del club Saraperos, durante un tiroteo suscitado en la ciudad de Saltillo, haya sido parte de un atentado contra la novena coahuilense.

El enfrentamiento entre elementos del Ejército mexicano y presuntos delincuentes sucedió por la tarde al mismo tiempo en que se disputaba un partido amistoso entre Saraperos y Saraperitos, en el Estadio Abraham Curbelo.

La agresión no fue en contra del equipo de beisbol Saraperos de Saltillo ni del autobús del propio club , puede leerse en el mensaje enviado por la Liga Mexicana de Beisbol.

Ésta especifica que no hubo heridos y que fue una bala perdida la que alcanzó el parabrisas del autobús. El enfrentamiento se registró aproximadamente a 40 metros de distancia de donde se encontraba estacionada la unidad .

El organismo informó que como medida precautoria, el juego de exhibición que Saraperos llevaría a cabo ante una selección municipal fue suspendido .

En tanto, Diario de Coahuila difundió en su sitio web que cerca de las 4 de la tarde se escucharon detonaciones hasta el interior del estadio, por lo que jugadores y aficionados se arrojaron al piso.

Mientras tanto, la Fiscalía estatal reportó el deceso de tres agresores por actos violentos. Asimismo, la Universidad Autónoma de Coahuila y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Campus, Monterrey, suspendieron actividades.