Suecia muestra dominio. El equipo de hockey sobre hielo de esa nación parece ser infranqueable, no sólo por ser los líderes del ranking mundial, ni por conseguir el título del orbe el año pasado, tras dominar 5-1 a Suiza, también por ser una de las escuadras más contundentes en cuanto a su defensiva y además porque 86% de su plantilla juega en la NHL.

El juego de Suecia se caracteriza por recibir muy pocas anotaciones. En el Campeonato del Mundo de Hockey del 2013, en los 10 encuentros que disputó, sus rivales sólo realizaron 1.38 anotaciones cada 60 minutos, en promedio.

Quizá una de las razones de su buena actuación camino a su noveno título y de cara a su presentación en Sochi 2014 se deba a que gran parte de sus jugadores militan en equipos de la Liga Nacional de Hockey estadounidense (NHL) o en franquicias canadienses.

De los 23 jugadores que conforman su plantilla, 20 participan en la NHL y dos en franquicias canadienses; sólo Jimmie Ericsson juega en la liga local para Skelleftea AIK. Sin embargo, del equipo que se coronó en el 2013, sólo 12 jugadores participarán en Sochi 2014.

Su éxito también se refleja a través de sus resultados. Suecia ocupa el tercer sitio en el ranking de más títulos mundiales conseguidos, con nueve, sólo detrás de República Checa, con 12, y de Canadá, que suma 24.

En la historia reciente de JO, en Turín 2006 se llevaron el oro y en Vancouver 2010 fueron quintos.

De acuerdo con el ranking mundial del 2013, quienes complicarían su camino al oro serían Finlandia, segundo del orbe; Rusia, tercero; República Checa, y Canadá, cuarto y quinto respectivamente.