Roma. El nuevo entrenador del Inter de Milán, Andrea Stramaccioni, se estrenó con una victoria de 5-4 ante el Génova, en la jornada 30 de la liga italiana. Una tripleta de Diego Milito y anotaciones de Walter Samuel y Mauro Zárate le dieron la victoria al conjunto nerazzurri.

En la lucha por el título, la Juventus juega el domingo en el último encuentro de la jornada ante el Nápoles, con el objetivo de ponerse a dos puntos del líder Milan, que tropezó el sábado al igualar 1-1 en Catania.

A la espera de ese encuentro, todas las miradas estaban dirigidas hacia San Siro, dondeel Inter, un grande en horas muy bajas, se estrenaba con el nuevo técnico, tras la destitución esta semana de Claudio Ranieri.

"Es obvio decir que lo importante es ganar, pero es que es el único objetivo por el que hemos trabajado toda esta semana", subrayó Stramaccioni.

La victoria nerazzurri, muy trabajada por la reacción final del Génova, permite al equipo escalar al séptimo lugar y apuntalar sus opciones de jugar en las competiciones europeas la próxima campaña.

En el estreno feliz de Stramaccioni tuvo un papel protagonista la colonia argentina del vestuario del equipo, especialmente Diego Milito, que firmó un importantísimo triplete.

El Inter se destacó 3-0 con dos dianas de Milito (13, 27) y una de Samuel (38), pero los genoveses redujeron a 3-2 gracias a Emiliano Moretti (45+2) y el también argentino Rodrigo Palacio (59, de penal).

Zárate amplío de nuevo distancias, en el 74 (4-2), pero un penal transformado por Alberto Gilardino en el 80 apretó de nuevo el marcador (4-3), tras una falta cometida en el área por el arquero Julio César, que vio la tarjeta roja.

El Génova se quedó poco después también con 10 hombres, cuando fue expulsado el argentino Fernando Belluschi (85), que cometió un penal que transformó su compatriota Milito (85, 5-3), aunque los visitantes no se rindieron y en el 90, con otro penal marcado por Gilardino, dejaron el partido 5-4.

Este triunfo supone por lo menos una inyección de ilusión para los tifosi del Inter, tras las últimas decepciones, en un partido donde Stramaccioni, de apenas 36 años, confió en la Vieja Guardia del equipo y evitó hacer experimentos con los más jóvenes.

En otro partido destacado del domingo, el Udinese sigue complicándose su objetivo de jugar la próxima Liga de Campeones, tras verse superado por el Siena 1-0, por un tanto de Mattia Destro.

De esta forma, el equipo de Udine no pudo aprovechar la derrota de la Lazio (3), que tiene tres puntos más, tras haber perdido el sábado en su visita a Parma (3-1).

La Roma, sexta, goleó en el encuentro matinal al modesto Novara 5-2, con goles de los brasileños Marquinho (25) y Fabio Simplicio (55), el italoargentino Daniel Osvaldo (34), el español Bojan Krkic (61) y el argentino Erik Lamela (90+2).

En la zona baja de la tabla, la Fiorentina continúa disparando todas las alarmas y es decimoséptimo, tras caer 2-1 en casa con el Chievo, aunque aún tiene cinco puntos sobre el decimoctavo, el Lecce, que empató en casa 0-0 ante el colista Cesena.