Toronto. Steve Nash soñaba con dirigir la selección canadiense de basquetbol desde que era un joven base que encabezaba su ofensiva. No pensaba que ese día llegaría tan pronto.

El mayor astro del baloncesto canadiense fue designado gerente general de la selección mayor canadiense, cargo que aceptó aunque sigue jugando en la NBA.

El base de los Suns de Phoenix, que será un codiciado agente libre en el receso de la actual temporada, aseguró que no podía pasar por alto la oportunidad de ayudar al grupo de jóvenes más talentosos que haya tenido el país.

"Es algo hermoso ver a nuestros chicos y el juego crecer y que el talento alcance tales alturas; es asombroso", dijo Nash en conferencia de prensa en el Air Canada Centre. " Los chicos jóvenes han generado mucha emoción en este país, muchos ya empiezan a ser conocidos y otros vienen detrás".

Su ex compañero en la selección canadiense Rowan Barrett fue contratado como ayudante del gerente general.

"Hablábamos sobre esto desde que jugábamos para la selección, cómo podíamos influir sobre el programa, cómo podíamos mejorarlo, con la esperanza de mejorarlo", dijo Nash. "Parece que el momento tardó bastante en llegar, pero no preví que sería tan pronto".

Desde hace tiempo el organismo rector del basquetbol canadiense pensaba en Nash, dos veces jugador más valioso de la NBA, para dirigir una selección que no logra clasificarse a las Juegos Olímpicos desde Sydney 200.

"La inteligencia y la trayectoria de Steve en el basquetbol no tienen comparación, y somos tremendamente afortunados al contar con él", dijo Wayne Parrish, presidente y director general de Canadá Basketball. "Tenemos un matrimonio perfecto de gran talento y pensamos que en este momento tenemos la estructura y conducción adecuadas".

Nash, que lleva 15 años en la NBA con Phoenix y Dallas, jugó en la selección que alcanzó el séptimo lugar en Sydney uno por debajo de la ronda de medallas con Jay Triano como entrenador.