Rusia, el país anfitrión, consiguió su primer título en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi con la nueva prueba por equipos de patinaje artístico, guiada por su estrella Evgeni Plushenko, que consiguió así su cuarta medalla olímpica.

El equipo local se aseguró la victoria antes incluso de la disputa de un programa libre, el de danza. Antes de ese último programa contaba ya con 67 puntos y no podía ser matemáticamente alcanzada por ninguno de sus perseguidores directos, que eran en ese momento Canadá (56 puntos) y Estados Unidos (50 puntos).

Finalmente, Rusia terminó con 75 puntos (de un máximo de 80), seguido de los canadienses (plata, 65) y los estadounidenses (bronce, 60).

La victoria de Rusia se consiguió en presencia del presidente Vladimir Putin, que pudo asistir a una gran tarde en la carrera del emblemático Plushenko, que se convirtió en el segundo patinador de la historia en conseguir cuatro medallas olímpicas.

Antes de él, sólo el sueco Gillis Grafstrom había conseguido un resultado así, con tres oros (1920, 1924, 1928) y una plata (1932). La victoria se aseguró también con la brillante actuación de la adolescente Julia Lipnitskaia (141,51 puntos), de 15 años y 252 días.

AUSTRÍACO MAYER ?SORPRENDE EN PRUEBA REINA

El austriaco Matthias Mayer conquistó las peligrosas pistas de Rosa Khutor en los JO y logró la victoria al ganar la prueba de descenso de esquí. En el segundo día de competencia, Mayer se adjudicó uno de los principales títulos de los juegos al derrotar a los favoritos Bode Miller, de Estados Unidos, y Aksel Lund, de Noruega, que se quedaron fuera del podio.

El joven Mayer, de 23 años, se lleva el oro en su primera participación olímpica, logrando la segunda medalla en la familia, después de que su padre, Helmut Mayer, fuera plata en el supergigante en Calgary 1988. El chico no dejó de festejar con todo su equipo tras el título obtenido.

GANA ORO PRIMERA ATLETA ABIERTAMENTE GAY

La holandesa Irene Wust, quien hace tiempo aceptó públicamente su homosexualidad, se proclamó campeona olímpica de los 3,000 metros, primera prueba femenina de patinaje de velocidad del programa olímpico, ayer en Sochi.

Wust, de 27 años y ya campeona olímpica de la distancia en el 2006, se impuso con un tiempo de 4:00.34 a la checa Martina Sablikova, campeona olímpica en el 2010, a 1.61 segundos de la ganadora, y la rusa Olga Graf, tercera, con un crono de 4:03.47.

Wust suma ya tres títulos olímpicos, ya que también es la vigente campeona de los 1,500 metros (oro logrado en Vancouver 2010), así como bronce en esta distancia en Turín 2006 y nueve títulos mundiales.