La estadounidense Lindsey Vonn, reina de la velocidad en esquí alpino, renunció a los Juegos Olímpico de invierno de Sochi debido a problemas en una rodilla, anunció la deportista en las redes sociales.

Me siento hundida por tener que anunciar que no competiré en Sochi , escribió la campeona olímpica de descenso en sus cuentas de Facebook y Twitter.

Vonn, de 29 años y con 59 victorias en la Copa del Mundo, se lesionó gravemente en la rodilla derecha durante una prueba del Supergigante del Mundial 2013, disputada el pasado mes de febrero en Schladming, Austria, tras una mala recepción en un salto.

La actual compañera sentimental del golfista Tiger Woods sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior y del lateral interno, así como una fractura de la meseta tibial de la rodilla derecha.

A finales del pasado mes de noviembre, la esquiadora se cayó durante unos entrenamientos y volvió a romperse parcialmente el ligamento cruzado anterior de la rodilla dañada.

A mediados de diciembre, durante una prueba de descenso en ?Val d’Isere, Francia, la rodilla de la reina de la velocidad volvió a fallar. La estadounidense explicó que esquiaba sin ligamento cruzado.

Mi rodilla es demasiado inestable como para competir a este nivel , admitió la deportista en Facebook.

Voy a operarme próximamente con el objetivo de estar lista para el Campeonato del Mundo en casa, en Vail, Colorado, en febrero próximo (del 2015) , añadió la esquiadora en las redes sociales.

Vonn, la mejor esquiadora estadounidense de la historia, con el récord de seis títulos consecutivos de descenso en la Copa del Mundo y cuatro en la clasificación general, agradeció a sus seguidores todo el cariño y el apoyo que ha recibido en los últimos meses.

Con 59 victorias parciales en la Copa del Mundo de esquí, Vonn está a sólo tres de igualar el récord de todos los tiempos, que posee la austriaca Annemarie Moser-Pröll (62).

La campeona olímpica quiso sacar algo positivo de su renuncia y apuntó que esto significa una motivación suplementaria para que uno de mis compañeros (del equipos estadounidense) vaya a por el oro en Sochi.

El presidente de la Federación Estadounidense de Esquí, Bill Marolt, declaró por su parte que está convencido de que Lindsey estará en la próxima Copa del Mundo lista para competir .

Sabe que el trabajo duro te lleva a lo más alto y todavía tiene objetivos importantes que lograr en lo que ha sido una carrera increíble , añadió.

Marolt destacó que, pese a la baja de Vonn, Estados Unidos tiene un equipo fuerte y bien preparado para competir , destacando a la veterana Julia Mancuso, ganadora ya de tres oros olímpicos.

Es el momento para los atletas de dar un paso adelante , concluyó el dirigente.