En su sangre corre sangre de verdaderas guerreras. Unidas no sólo por ser parte de la misma familia, sino porque el día que conocieron el deporte de los guantes, sabían que las uniría aún más lo que hoy es su pasión, el box.

Son Silvia y Victoria Torres, hermanas de uno de los íconos más importantes del box femenil en la actualidad, la campeona mundial Ana María La Guerrera Torres, por quien les nació a ambas el gusto por el deporte de los puños.

ESTA ES LA HISTORIA

Mi mamá me llevó a ver cómo entrenaba mi hermana, desde ahí dije que yo quería seguir el mismo camino de ella. Y empecé como a los 8 años pero sólo practicaba en las vacaciones largas. Hoy, acabo de cumplir tres años de entrenar en forma y sé que esto es mi pasión , explica Silvia quien pelea en los 60 kilogramos.

Es una historia muy rara porque cuando Ana María comenzó a practicar mi padre se opuso. Sin embargo, con nosotras dos él mismo nos impulsó, primero por defensa personal por toda la violencia que se vive en el país y después por la pasión por los golpes que se vive en la familia , cuenta Victoria quien es de la categoría 51 kilogramos.

EN BUSCA DE UN LUGAR EN GUADALAJARA 2011

Así comenzó la historia de esta dinastía, que hoy busca escribir su apellido en la historia de un terreno aún poco apoyado, el amateur, donde ambas hermanas Torres, buscan llegar a disputar los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Estamos buscando uno de los tres lugares. No ha sido fácil, pero nosotras tenemos la confianza de llegar y ocupar un lugar en la selección y, por supuesto, conseguir una medalla para colocar en lo más alto el nombre de México , dice confiada Silvia, quien asegura su hermana Ana María ha sido un apoyo fundamental en este camino.

No hemos podido entrenar juntas las tres. Pero a veces, cuando va a vernos boxear a alguna de las dos, nos dice en qué estamos fallando, nos da consejos y nos dice que tenemos que echarle todas las ganas para salir adelante y lograr lo que nos proponemos , asegura.

No obstante, la fama de Ana María no las ha tentado a ingresar en el mundo profesional.

Primero estamos pensando en los Panamericanos, después lo que todos esperamos que los Juegos Olímpicos, que pusieran a las mujeres es algo muy motivante, siempre he soñado con llegar a JO y espero que se nos dé la oportunidad de seguir trabajando para mejorar y conseguir los objetivos , explica Silvia.

En tanto, Victoria también busca llegar a Juegos Olímpicos para después, seguir los pasos de su famosa hermana me gustaría probar en lo profesional después de Juegos Olímpicos, estar en peso superpluma o gallo, pero no sé.

Falta mucho, este es el principio, estamos haciendo lo posible para demostrar que podemos, tenemos un sueño, y sólo les digo que esperen todo, que esperen lo mejor y les daremos tantas satisfacciones como las que les ha dado mi hermana , concluye orgullosa Victoria Torres.