Schalke 04 es el tercer equipo más popular de la Bundesliga. Cuenta con 10.4% de la base de los fans alemanes y sólo es superado por el Bayern Múnich (24.2%) y Borussia Dortmund (22.3%), de acuerdo con el portal Statista. Además, retomó el protagonismo en la Liga de Campeones, al avanzar a los octavos de final por primera vez en las últimas cuatro temporadas.

Pero no todas son buenas noticias. El equipo tiene un paso irregular en la Bundesliga, que lo coloca en el decimocuarto puesto con 23 puntos, 8 puntos arriba del Stuttgart, que en este momento jugaría una serie de playoffs contra un equipo de la segunda división para mantenerse en el máximo circuito.

El momento actual del Schalke es un reflejo de cómo ha perdido su grandeza.

El equipo se fundó en 1904 y sus primeros 50 años fueron los mejores de su historia. Ahí ganaron siete títulos de la Bundesliga, incluido el de 1958 que fue el último que ha conseguido. En competencias europeas sólo registra dos títulos: la Europa League de la temporada 1996-97 y la extinta Copa Intertoto de la UEFA, que levantaron en el 2003 y el 2004.

Hoy, con la plantilla más barata de los 16 equipos clasificados a los octavos de final de la Liga de Campeones (255 millones de euros), se enfrentarán al Manchester City, que cuenta con la segunda plantilla mejor valuada del torneo con 1,130 millones. Aunque el contexto es complicado, los alemanes ponen sus esperanzas de clasificar en un joven estadounidense de 20 años, llamado Weston McKennie.

“A su edad, su actitud es poco habitual. En el plantel ya hay jugadores que siguen su ejemplo. Es decir, la intensidad en cómo disputa los duelos, cómo lucha por cada pelota. Aún no ha demostrado todo su potencial. Eso es lo más grande: aún va a mejorar”, destacó el director deportivo del Schalke, Christian Heidel.

Mckennie registra dos goles y cinco asistencias en lo que va de la temporada.

Simeone se enfoca en el Atleti, no en Cristiano

Diego Simeone, el entrenador del Atlético de Madrid, cree que la eliminatoria contra la Juventus será pareja y que el club italiano cuenta con similitudes respecto a su equipo. Por ejemplo, la prioridad que le dan a la defensa y las múltiples temporadas que ha pasado Massimiliano Allegri en la dirección técnica.

La única diferencia es que los italianos cuentan con el astro Cristiano Ronaldo, pero es algo que no le preocupa a Simeone.

“Cristiano ha hecho una gran elección al irse a Italia, con un desafío muy importante como deportista. Pero nosotros pensamos en Griezmann, Morata y Koke, estos futbolistas que tienen una ilusión y unas ganas enormes de hacer un gran partido”, dijo.