Él se acostumbró a llevarse la ovación y el reconocimiento. Aquella noche del 14 de septiembre experimentó una escena distinta. La pelea contra Floyd Mayweather significó un gran golpe para el orgullo de Saúl Canelo Álvarez, quien así lo declaró. Bajó la mirada y abandonó el ring. Ahora, Álvarez quiere reivindicarse en Las Vegas, al enfrentar a Alfredo El Perro Angulo. Ambos se juegan parte de su futuro, porque puede ser el acceso a grandes carteles o hundirse en la incertidumbre.

El sábado Saúl buscará recobrar la confianza de su público, después del ridículo ante millones de mexicanos. Canelo es un buen peleador, que tiene en favor la televisión. En el caso de Alfredo podría catapultar su carrera con la victoria, él es muy fuerte , comentó Ignacio Beristáin.

Álvarez se quedó sin el título superwelter ante Mayweather. Entonces la búsqueda de un rival no fue sencilla. Muchos nombres desfilaron: Sergio Maravilla Martínez, Miguel Cotto, Julio César Chávez Jr., Carlos Molina, Alfredo Angulo.

Dos cosas eran seguras: la fecha (8 de marzo) y que sería una de las tres peleas bajo el concepto de Pay Per View (PPV). Se optó por Alfredo Angulo como contendiente del originario de Guadalajara. Los dos pertenece a Golden Boy Promotions.

Los pugilistas llegan con una derrota a cuestas. Es una pelea con la que Saúl busca el estatus de líder del boxeo mexicano, después de una derrota contundente. De no obtener la victoria pierde mucho , consideró Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Para Carlos Narváez, periodista de El Vocero, de Puerto Rico, y analista de box para ESPN, la victoria de El Perro Angulo catapultaría su carrera a otro nivel y le diría a mucha gente que queda mucho de él. En el caso de Saúl le abriría la puerta para enfrentar al ganador del encuentro entre Maravilla Martínez y Cotto .

A los dos los caracteriza su fuerza. Saúl consigue 68% de sus victorias por la vía del KO, mientras que el originario de Mexicali, Baja California, marca justo en ese punto con mejor porcentaje: 72% de sus triunfos son por la vía rápida.

Los pugilistas van hacia enfrente, no tiene tienen miedo al intercambio de golpes, sus estilos nos hace pensar que será una pelea cuerpo a cuerpo , indicó Carlos Narváez.

En tanto, Beristáin enfatizó que no considera que existan cambios en las estrategias de los pugilistas. Tal vez la pelea de Saúl contra Floyd evidenció a los entrenadores que no tenían recursos para idear algo. Se ve que se les dificulta pensar en otra estrategia. Alfredo es un peleador que puede cambiar un poco, si el entrenador se lo pide .

*****

Fuera del ring también se definirán cuestiones comerciales. El encuentro de Floyd vs Saúl se observó en 2.2 millones de casas; para el encuentro de este fin de semana la cifra estimada por Showtime disminuirá 5.5 veces.

Carlos Narváez comentó que la pelea entre Angulo y Álvarez no fue para comercializarse bajo dicho esquema, porque no tiene la calidad. Vamos a saber si Saúl vende PPV o no vende, y cómo afectó su figura la derrota ante Mayweather .

Antes de su primera derrota al menos en México logró que 17.4 millones de hogares miraran una de sus peleas; en sus últimos siete encuentros promedió 21.9 puntos de rating.

*****

La confianza es una parte importante y es una cuestión que sabe muy bien el equipo de Álvarez.

Durante los entrenamientos, mientras él hace sus movimientos en el cuadrilátero le enlistan sus cualidades, destacan su forma de pegar, su fortaleza, pero además le recuerdan algo que no pesa en el ring: el hecho de que es guapo. Sin embargo, Angulo, con seguridad, indica que nadie ha puesto a prueba a Saúl como él lo hará, porque nadie le ha pegado tan duro.