Los atletas que participarán en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi podrían ser sancionados por protestar en el podio en contra de la ley antigay en Rusia o en contra de su política en materia de derechos humanos, pero tendrán permitido hacerlo en una conferencia de prensa, informó el Comité Olímpico Internacional (COI).

Thomas Bach, presidente del COI, explicó que según los estatutos de los Juegos Olímpicos, las protestas políticas y manifestaciones en los escenarios deportivos no están permitidas.

Está claro que los Juegos (Olímpicos) no pueden ser usados como un escenario para manifestaciones políticas, por más buena que sea la causa , dijo Bach en conferencia de prensa.

El COI tomará decisiones individuales basadas en casos individuales si es necesario. Está claro también, por otra parte, que los atletas gozan de libertad de expresión, así que si en las conferencias de prensa quieren expresar su posición, son absolutamente libres de hacerlo , agregó.

Al preguntársele si estaba exhortando a los atletas a expresar su opinión en conferencias de prensa en lugar de hacerlo en el podio, Bach dijo: Si usted está sacando esa conclusión, yo no diría nada en contra .

Rusia ha provocado polémica con una ley reciente en contra de propaganda gay que para sus críticos pone un freno a los derechos de los homosexuales en el país.

En un claro mensaje al gobierno ruso, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, incluyó a tres atletas gays en su delegación olímpica oficial y Gran Bretaña indicó que enviará a un Ministro responsable por su ley de matrimonios del mismo sexo.

El presidente Vladimir Putin expresó que los homosexuales no serán discriminados durante la competencia, pero muchos atletas afirmaron que expresarán sus opiniones contra el gobierno ruso durante el evento.