Porto Santelpidio, Italia.-El colombiano Miguel Rubiano (Androni) fue el vencedor en solitario de la sexta etapa del Giro de Italia de ciclismo en Porto Sant'Elpidio, mientras que el local Adriano Malori (Lampre) se colocó líder de la general.

Se trata de la decimoquinta victoria de etapa para un colombiano en la historia del Giro y la primera desde que Luis Felipe Laverde ganara en 2007, en un recorrido entonces entre Tivoli y Spoleto.

Rubiano se distanció a 35 kilómetros para la meta de sus compañeros de una larga escapada, que para él duró 187 kilómetros.

En la línea de meta, el corredor de Bogotá superó en un minuto y 10 segundos a Malori, que entró en cabeza de un pequeño grupo de cuatro hombres, por delante del polaco Michal Golás, el kazajo Aleksandr Dyachenko y el italiano Cesare Benedetti.

"Estoy muy contento por esta victoria de etapa, por mi familia de Colombia, de Italia y por mis amigos. Es un sueño poder ganar una etapa del Giro y poder lucir el maillot azul de mejor escalador. Doy las gracias a mi equipo, que me ha dado su confianza", comentó Rubiano.

"En la última subida me di cuenta de que la escapada podía terminar bien, ya que teníamos todavía cinco minutos. Desconfiaba de mis compañeros, por eso decidí atacar e irme en solitario", explicó sobre su estrategia.

En su equipo, el Androni, confían en él para las siguientes etapas. "Va a ser el líder del equipo los dos próximos días", avanzó el responsable de la formación, Gianni Savio.

El pelotón principal, comandado por el sudafricano Daryl Impey, cruzó la meta con un retraso de unos dos minutos.

Rubiano, de 28 años, disputa el Giro de Italia por segunda vez, seis años después de su primera participación.

En la lista de colombianos que en el pasado tuvieron el honor de ganar etapas de la gran ronda italiana figuran nombres como los de Martín Emilio 'Cochise' Rodríguez (1973, 1975), Lucho Herrera (1989, 2992), Chepe González (1997, 1999) y Luis Laverde (2006, 2007), que se impusieron en dos ocasiones.

Por su parte, Oliverio Rincón (1995), Víctor Hugo Peña (2000), Carlos Contreras (2001) e Iván Parra (2005) habían ganado cada uno una etapa, en los otros éxitos parciales colombianos en esta prestigiosa cita del calendario internacional.

La carrera estuvo marcada por la escapada de quince corredores desde casi el inicio. Tras 210 kilómetros de pequeñas subidas y un terreno algo accidentado, en un día especialmente caluroso, Rubiano logró la victoria de etapa.

El grupo de cabeza fue perdiendo efectivos a medida que avanzaba el día, donde sólo los más fuertes resistieron, hasta que el colombiano pudo destacarse del resto en las pendientes del Montegranaro.

El hombre que vestía la 'maglia rosa' de líder de la general, el litauno Ramunas Navardauskas, quedó definitivamente descolgado en ese Montegranaro.

Malori, que le sucede al frente de la clasificación de la carrera, tiene 24 años, nació en Parma y fue campeón mundial juvenil de contrarreloj en 2008.

En la general, el italiano cuenta con 15 segundos de ventaja sobre el polaco Golas y con 17 segundos con respecto al canadiense Ryder Hesjedal.

El francés Romain Feillu, el primer corredor del Giro en abandonar, se vio a acompañado después en la lista de bajas de la carrera durante la etapa del día por el noruego Thor Hushovd, que quedó atrás ya en la primera subida, y luego pro el español Pablo Lastras, que sufrió una caída cuando iba en el grupo de escapados.

Por su parte, el campeón mundial, el británico Mark Cavendish, entró a casi 33 minutos de Rubiano, casi rozando el límite máximo, que estaba fijado en 34.

El sábado, el Giro terminará en alto, en Rocca Di Cambio (1.392 metros), cerca de L'Aquila. Esta séptima etapa, de 205 kilómetros a partir de Recanati, termnará con una larga subida de 19 kilómetros, con una pendiente moderada (3,9%).

BVC