El delantero Arjen Robben, restablecido de una lesión de su muslo izquierdo, llegó el sábado de mañana a Johannesburgo para integrarse a la selección holandesa que disputa el Mundial de Sudáfrica-2010.

Desde el aeropuerto de la capital sudafricana, el jugador fue conducido por la policía hasta el hotel Hilton Sandton, donde se hospeda el equipo nacional neerlandés.

El delantero del Bayern Múnich tuvo una convalecencia muy corta gracias a los servicios de un kinesiólogo holandés, Dick van Toorn, cuyos métodos le permitieron restablecerse rápidamente del pequeño desgarro que tenía en el muslo izquierdo.

Robben sufrió esta lesión el sábado pasado en ocasión del partido amistoso ante Hungría, y no había podido viajar junto al resto de la selección naranja hacia Johannesburgo, el domingo pasado.

Según Van Toorn, Robben está "apto para jugar" el lunes ante Dinamarca, pero el seleccionador Bert van Marwijk dio a entender el viernes que el jugador no será alineado en ese partido.

"Hay que evitar una recaída. Y como lo he dicho con frecuencia en los últimos días, Arjen casi no ha jugado ni entrenado desde hace tres semanas", explicó el director técnico neerlandés.

Después de su duelo ante los daneses, Holanda enfrentará en el marco del Grupo E del Mundial a Japón, el 19 de junio, y a Camerún, el 24 de junio.