El australiano Daniel Ricciardo ganó el Gran Premio de Mónaco, una de las carreras más célebres de la F1 y la número 250 de la escudería Red Bull.

Para Ricciardo fue su séptima victoria en la F1, la segunda de esta temporada tras la que logró en el Gran Premio de China y la primera vez en su carrera que ganó desde la pole position. El piloto condujo por casi dos tercios del circuito con una pérdida de potencia en su monoplaza debido a problemas que se presentaron en la vuelta 28.

“Es sin duda el fin de semana más satisfactorio de mi carrera”, señaló el domingo.

El alemán Sebastian Vettel, de Ferrari, quien ganó la carrera de Mónaco el año pasado, llegó en segundo lugar para reducir el liderazgo general del británico Lewis Hamilton que llegó tercero para la escudería Mercedes.

“Has hecho un trabajo increíble hoy. Eso está a la altura de lo que hizo (el piloto alemán Michael) Schumacher (...) y esto es la revancha por el 2016”, dijo el jefe de la escudería, Christian Horner, después de que Ricciardo llegara a la meta 7.3 segundos antes que Vettel.

La única otra pole position de Ricciardo había sido en Mónaco hace dos años, cuando perdió frente a Hamilton y terminó en segundo lugar.

Esta vez Ricciardo también tuvo un comienzo limpio, controlando el ritmo y la carrera, y parecía dirigirse a una victoria segura en las calles de Mónaco. Pero todo pareció irse abajo cuando informó de una pérdida de potencia a través de la radio del equipo.

Desde entonces, con una pérdida de potencia y con Vettel en sus talones, Ricciardo fue un modelo de consistencia en la pista, donde rebasar es un desafío incluso para los pilotos más talentosos.

Vuelta tras vuelta mantuvo la distancia hasta que las ruedas de Vettel comenzaron a mostrar señales de desgaste.

“Absolutamente increíble, no sé cómo hiciste eso, Daniel”, comentó el ingeniero Simon Rennie.

“Tuvimos problemas y enfrentar muchas cosas durante la carrera. Sentí una pérdida de potencia y pensé que no tendría opciones. Llegué usando sólo seis cambios”, comentó Ricciardo más tarde a los periodistas.

En la clasificación general del Mundial, Ricciardo avanza hasta la tercera posición, a 38 puntos del líder Hamilton y a 24 de Vettel, segundo.

Checo Pérez no logró sumar puntos

El mexicano Sergio Checo Pérez, quien había largado noveno en la parrilla de salida, no pudo mantener su posición original y cayó tres peldaños para finalizar en duodécimo sin sumar un solo punto en la sexta carrera del calendario de la F1.

“Tuvimos un problema en la parada de pits que nos arruinó la carrera totalmente. Creo que Pirelli hizo un buen trabajo con las llantas para crear un poco de dramatismo, pero fue una carrera donde no se podía pasar; fue muy parejo con los coches a mi alrededor y no tenía esa diferencia para poder atacar.

“Es Mónaco y tenemos unos autos increíblemente grandes; entonces no hay por dónde pasar y ha sido una pena porque creo que hoy teníamos para haber quedado séptimo, fueron puntos importantes que perdimos”, dijo Checo.

Mientras que su coequipero, el francés Esteban Ocon, sí supo cuidar su paso y mantenerse en el sexto lugar, en el que había iniciado, sumando puntos por segunda vez en la temporada.

La próxima carrera de la temporada se realizará el 10 de junio con el GP de Canadá, donde el mexicano intentará una vez más poder ubicarse en la zona de puntos como había ocurrido constantemente en las últimas competencias.