Madrid. Con el título doméstico casi en la bolsa, Real Madrid fija su atención en remontar la desventaja de 2-1 que arrastra frente a Bayern Munich en las semifinales de la Liga de Campeones.

El Madrid perdió el encuentro de ida en Munich la semana pasada, pero llega al partido del miércoles en su estadio Santiago Bernabéu con el ánimo por las nubes tras derrotar el sábado 2-1 al Barcelona en la Liga española, para aumentar su ventaja en el torneo local a siete puntos con cuatro fechas por jugar.

El Madrid necesita un triunfo en su feudo para alcanzar la final del 19 de mayo en Munich, para la cual ya se clasificó el Chelsea. El equipo inglés eliminó a Barcelona el martes con un empate 2-2 en el Camp Nou, tras vencerlo 1-0 la semana pasada en Stamford Bridge.

"Ha llegado el momento del equipo, y estoy seguro de que en casa ganaremos porque jugamos delante de nuestra afición", comentó el astro madridista Cristiano Ronaldo. "Ellos jugaron en casa y ganaron, pero nosotros marcamos un gol fuera. Haremos un gran partido y vamos a ganar".

El club español ha remontado cinco de siete series en las que perdió la ida por 2-1, y ha ganado todos sus partidos como local esta temporada en la Champions. Pero Bayern superó al Madrid en tres de las cuatro semifinales en las que se han enfrentado.

"De mediocampo para arriba son muy buenos y atrás también. Pero tenemos que estar centrados en los cuatro de adelante porque uno de ellos es el que va a intentar marcar la diferencia", advirtió Cristiano.

El técnico José Mourinho, quien condujo al Inter en el triunfo sobre Bayern en la final de la Champions de 2010, tiene al Madrid en su segunda semifinal consecutiva. El portugués no fue contratado para llegar a semifinales, sino para que el Madrid levante la décima Orejona en su historia.

"Queremos estar en la final y merecemos estarlo. Estamos cerca de una final, que es la más importante del futbol a nivel de clubes", expresó el timonel. "Veo a mi gente tranquila, como tiene que estar. Afrontamos el partido equilibrados y en el punto perfecto. Ni con demasiada emoción ni con poca".

Con el conocimiento de que los merengues están obligados a anotar y ganar, Mourinho cambiara la táctica defensiva que utilizó la semana pasada en Munich, donde el Madrid parecía estar satisfecho con el empate 1-1 hasta que Mario Gómez marcó en el descuento.

El brasileño Marcelo podría volver al lateral izquierdo en lugar de Fabio Coentrao, mientras que su compatriota Kaká podría manejar los hilos en el mediocampo.

El técnico del Bayern, Jupp Heynckes, condujo al Madrid al título de la Champions en 1998, aunque luego fue despedido tras terminar cuarto en la liga española.

Bayern busca ser el primer equipo que disputa la final en su estadio. El capitán Philipp Lahm y el volante ofensivo Thomas Mueller son dos de los siete jugadores del club germano que podrían perderse la final si son amonestados el miércoles. El Madrid tiene a cuatro jugadores en peligro, incluyendo a Sergio Ramos y Xabi Alonso.