La mujer mejor pagada en el mundo del deporte profesional es Naomi Osaka, en una disciplina que genera más recursos a las atletas femeninas: el tenis. Sin embargo, el ingreso de Osaka se queda muy por debajo del ingreso del varón mejor pagado en el deporte profesional y cuya disciplina comparte: Roger Federer en el tenis. Entre los varones, Federer es un caso excepcional, pues el deporte que mayores recursos genera a los deportistas hombres es el futbol. En esta disciplina, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi pelean por el título del futbolista mejor pagado: Ronaldo ingresa 105 millones de euros anuales, contra los 104 millones de Messi.