Barcelona.- Capitán e icono del Barsa durante la última década, Carles Puyol, de 35 años, anunció este martes que abandonará el club a final de temporada debido a los problemas físicos que le impiden rendir al máximo nivel.

" A final de temporada dejaré de ser jugador del FC Barcelona", afirmó, en una declaración ante los medios de comunicación, el central, internacional con España, que sin embargo no desveló cuál será su futuro una vez que esté fuera del club catalán.

"Tras las dos últimas operaciones (en la rodilla) tan agresivas, me está costando mucho recuperar el nivel que yo me exijo para continuar aquí, más de lo que yo me pensaba y mucho más de lo que me dijeron los cirujanos. Por eso he tomado esta decisión", señaló el defensa azulgrana.

"El club lo sabe y está de acuerdo tanto en el hecho como en la manera. Rescindiremos el contrato y dejaremos sin efecto los dos próximos años pendientes", señaló en una escueta comparecencia en la que no aceptó preguntas.

Con el sueño de retirarse a los 40 años, Puyol había firmado en enero de 2013 su renovación hasta 2016 con el Barcelona, aunque ya había dejado claro que solo seguiría mientras su rendimiento fuera el adecuado.

Pero las continuas lesiones en la rodilla han afectado al juego del central, que en dos años ha pasado de estar considerado uno de los mejores defensas del mundo a contemplar una buena parte de los partidos desde el banquillo o la grada.

El calvario del central empezó en mayo de 2012, cuando fue sometido a una artroscopia en la rodilla derecha y se perdió la Eurocopa de Ucrania y Polonia, que conquistó España.

La siguiente temporada pasó por el quirófano en otras dos ocasiones, la última en junio de 2013.

En octubre recibió el alta pero desde entonces solo ha disputado como titular 12 partidos, cinco de ellos en Liga, el último de los cuales el domingo ante el Almería anotando el tercer tanto de su equipo (4-1).

" Quedan tres meses de campeonato en los que no bajaré los brazos, seguiré luchando hasta el final para intentar mejorar y ayudar al equipo a lograr los objetivos de esta temporada", afirmó.

"No sé qué haré después del 30 de junio. Lo que sí que tengo claro es que cuando termine la temporada necesito descansar. Llevo cuatro años sin parar por culpa de las lesiones", dijo Puyol.

Formado en la cantera azulgrana, Puyol debutó en el primer equipo en la temporada 1999-2000 como lateral derecho, aunque posteriormente fue reconvertido en defensa central.

Admirado entre la afición por su ímpetu, Puyol es el segundo jugador de la historia con más partidos (593) y títulos (21) con la camiseta azulgrana, solo por detrás de su compañero Xavi Hernández.

Con cien internacionalidades, el futbolista de rizada melena también ha sido una pieza clave de la selección española que ganó la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010, en el que anotó con un potente cabezazo el gol de la victoria en las semifinales ante Alemania.

"Es un ejemplo para todos y un referente en todos los sentidos, dentro del campo y fuera de él", decía el seleccionador español Vicente del Bosque pocas horas antes del anuncio.

"Es un líder natural. Solo nombrarlo te acuerdas del Baróa", añadía el ex centrocampista del Baróa Thiago Alcántara.

"Mientras esté en el mundo del fútbol, será bueno para todos nosotros", dijo.

mac