Los Pumas volvieron a ser protagonistas de una heroica hazaña y sorprendieron al súper líder, América, para meterse a la fase semifinal, donde se medirán ante el Atlas, que regresa a esta instancia por primera vez desde 2004. Las dos nóminas más valiosas del certamen, Rayados y América, sufrieron un nuevo descalabro que expone su necesidad de ajustar en fases finales, pues no han avanzado más allá de los cuartos desde el Apertura 2019, antes de instaurarse la reclasificación, cuando ambos fueron finalistas.

De visita en el Estadio Azteca, Pumas, equipo décimo primer clasificado tras la fase regular, venció 3-1 al América, el líder de la competencia durante más de 10 semanas. Con dos goles de Washington Corozo y uno de Higor Meritao, todos con asistencias de Alan Mozo, los auriazules avanzaron a las semifinales del torneo Grita México A21 de la Liga MX.

Mucho orgullo y amor propio del equipo que es lo que vienen sosteniendo en el año y tres meses que estamos juntos. Creo que tácticamente acertamos en el desenvolvimiento del partido y con el uno a cero (en contra) nadie perdió la calma, se nos había puesto muy complicado por la jerarquía del rival y lo pudimos sacar adelante una vez más. Este grupo de jugadores hace cosas muy dignas para esta institución y el club me da esta posibilidad y la trato de aprovechar al máximo”, expresó el director técnico de los Pumas, Andrés Lillini, en la conferencia posterior al triunfo.

Se trata de la segunda ocasión en tres temporadas en las que alcanzan esta instancia, ambas bajo el mando de Lillini. En el Apertura 2020 los felinos llegaron hasta la final a costa de remontar un marcador 4-0 contra Cruz Azul. En esta ocasión están a 180 minutos de la final luego de un torneo irregular, en el que ajustaron el rumbo a partir de la fecha 13, pues antes habían rondando los últimos lugares de la clasificación.

Por su parte, en la era del entrenador Santiago Solari, América suma ya tres derrotas que pesan en la jerarquía de uno de los equipos más valiosos del futbol mexicano. Pese a sembrarse entre los dos primeros lugares del torneo regular en las últimas dos temporadas (ésta última como súper líder), fue eliminado en cuartos de final contra Pachuca en el Clausura 2021 (Tuzos fue octavo en la clasificación general); perdió la final de la Concachampions contra Monterrey y esta vez, con un planteamiento poco ofensivo, cayó con uno de los últimos sembrados en la reclasificación y con una plantilla tres veces menos valiosa.

“Es un torneo único, como es este país fantástico, y tiene estas dos fases, una de la regularidad, que es larga y que la hemos realizado con nota y eso lo quiero recalcar para los jugadores; y luego tiene esta otra fase donde inicia este nuevo torneo y se iguala todo. Quedamos a deber en esta fase y tenemos que pensar, hacer autocrítica y analizar cómo podemos hacer para ser tan buenos durante todo el año y para poder dar también en esta otra parte lo que la afición espera y lo que esperamos de nosotros mismos”, dijo Solari tras la caída ante Pumas.

El rival de Pumas en las semifinales es Atlas, que empató 1-1 contra Rayados en el partido de vuelta en el estadio Jalisco y eso le permitió avanzar por su posición en la tabla, pues culminaron el torneo regular sólo por detrás del América. El equipo tapatío volverá a una semifinal por primera vez desde hace 17 años y será apenas la novena en su historia.

Hubo pocas llegadas de peligro por ambos equipos, apenas un remate a portería para Atlas y dos para Rayados. Una polémica marcación de penal, convertida por Julio Furch, puso al frente a los rojinegros, aunque Alfonso González descontó al 73.

“Para poder dejar a fuera a un rival como Monterrey había que correr los 180 minutos con una intensidad táctica y calidad de jugadores muy alta, tiene un técnico con muchísima jerarquía y no los dejamos, buscamos siempre presionar alto, buscar al arco rival, llegar al gol”, dijo Diego Cocca, director técnico del Atlas y ex jugador rojinegro. Antes del técnico argentino, el equipo había buscado con 22 entrenadores diferentes avanzar más allá de los cuartos de final sin éxito, era el equipo con la racha más larga sin semifinales en la Liga MX.

“Hay que entender que este es un club que estamos formando y que no estamos acostumbrados a esta clase de partidos y el semestre pasado con Puebla no tuvimos ni la personalidad ni la actitud que tuvimos en los 180 minutos de hoy (...) Hay que mejorar muchas cosas, seguir creciendo, tener más situaciones de gol, más futbol, más juego, pero no les puedo pedir más nada a mis jugadores, estoy seguro que por este camino vamos a seguir encontrando el equipo perfecto”, agregó el entrenador rojinegro.

La última vez que los Rayados se coronaron fue en el Apertura 2019, para el siguiente torneo completo, el Apertura 2020, el conjunto entonces dirigido por Antonio Mohamed quedó eliminado en la fase de repechaje ante Puebla, un equipo que acumulaba años luchando contra el descenso y de un plantel entre los menos valiosos del torneo.

Esto trajo la necesidad de fichar a Javier Aguirre en el banquillo, convirtiéndolo en el entrenador mejor pagado del certamen, sin embargo, su efectividad con Rayados ha sido del 54% durante 2021 y han quedado eliminados en cuartos de final en los últimos dos torneos.

“Tuvieron esa jugada en el área que no vale la pena ni comentarla y estamos fuera, es así. Nos duele porque en 180 minutos no fueron superiores, pero entiendo el reglamento y las reglas están dadas para todos por igual”, expresó Javier Aguirre al terminar el encuentro contra el Atlas.

Los Zorros se enfrentarán a los Pumas en la fase semifinal. Goles y cifras señaló que Atlas y Pumas serán rivales por tercera ocasión en liguilla, aunque las dos anteriores ganó Universidad y fue campeón.

kg