El lateral colombiano, Jeison Andrés Angulo, es el único refuerzo de Pumas en el actual torneo.

A sus 22 años ya conoce qué es tener la presión de los aficionados en los hombros. Con el conjunto verdiblanco de Colombia fue señalado por el mal funcionamiento de la defensiva, que les hizo perder hace dos años la final contra Atlético Nacional. Y en otro episodio, durante una eliminatoria, también contra el mismo rival (Atlético Nacional), Angulo realizó una falta en el área causando un penal que significó un golpe para la eliminación del Deportivo Cali.

“Nos ha tocado vivir situaciones muy duras con Jeison. En muchas ocasiones llegó a casa con el ánimo muy bajo, pero nosotros lo motivábamos mucho y hemos estado todo el tiempo apoyándolo. Todos en su familia siempre hemos estado con él” comentó la madre del jugador, Luz Dary Trujillo, en una entrevista para el canal “Más que fútbol una vida”.

Angulo, tras su fichaje con Pumas, ha encontrado un valor de mercado de 566,000 dólares, el más alto en su carrera. Pero es la primera vez que juega en un equipo fuera de su país, por lo que no podrá contar con la cercanía motivacional de su familia cuando se encuentre ante situaciones complicadas.

Al conocer el contexto del futbolista, su nuevo entrenador, Bruno Marioni, comentó: “Primero tengo que hablar con él a fondo. No me puedo dejar llevar por comentarios que dicen del jugador. Vamos a darle la misma importancia y la misma atención que le damos a todos”.

Por otra parte, Daniel Ipata, preparador físico de Pumas, explicó a El Economista que actualmente trabajan con la misma empresa de coaching, Cambio Organizacional, que estuvo durante la época en la que Santos Laguna fue campeón en el Clausura 2018. Sobre su manera de trabajar, Ipata comentó que se dividen en sesiones individuales y colectivas.

En las individuales, se busca guiar los objetivos personales de cada futbolista, mientras que en las colectivas se ponen como referencia los objetivos del equipo, enfocados en el desarrollo del jugador al servicio de la institución.

Alvaro Higuita, exencargado de prensa y logística de Deportivo Cali, comentó a El Economista que la principal causa por la que Angulo perdió el apoyo de la afición fue por cometer errores en partidos importantes, aunque admite, en gran parte fue debido a su inexperiencia.

“Durante el torneo Sudaméricano 2016 sub 20, tuvo una gran participación, siendo el mejor lateral izquierdo del torneo, por lo que todos los técnicos que pasaron por Cali lo usaron mucho. Pero en general creo que Pumas se lleva un buen jugador, porque considero que en lo mental le ayuda mucho el cambio a México. Llega a un futbol en el que nadie lo conoce y dará todo por generar una buena impresión, y sin la presión de los aficionados, como la que tuvo en Deportivo Cali” agregó Higuita.

En las últimas temporadas, Pumas no ha logrado consolidar un futbolista en la posición de lateral izquierdo, en la que durante la temporada pasada se llegaron a probar varios jugadores. Con mayor regularidad utilizó a Alan Mendoza, pero aunque tuvo buenos momentos, alternó con Víctor Malcorra, cuya posición natural es de mediocampista.

La situación le brinda  la oportunidad a Angulo para competir por el puesto, que desde la llegada de Marioni ha sido ocupado por el canterano Idekel Domínguez.

En su llegada a México, Angulo calificó su arribo como una “nueva oportunidad que le brinda la vida”.

El jugador colombiano ya entrenó con el equipo, aunque en la conferencia previa al clásico contra América, Marioni comentó no estar seguro de que pueda ver actividad porque está en el proceso de adaptación al equipo y a la nueva ciudad.