“El futbol de Qatar es como ir al patio de tu casa a jugar con los amigos y ganar mucho dinero” expresa a El Economista, Gabriel Gerberoff, analista deportivo. ¿Para eso se fue Héctor Moreno al Al-Gharafa?, ¿qué significa para los jugadores que se mantienen en nivel competitivo recalar en Medio Oriente?

La Liga de las Estrellas de Qatar suma un valor de plantillas de 200 millones de dólares, cuatro veces menor a los 848.2 millones en los que está valuada la Liga MX.

Ser seleccionado nacional y jugar en el torneo de la región de Medio Oriente no es una situación habitual. Sin contar a la selección de Qatar, de los 431 futbolistas en los 11 equipos de la liga, solo 13 de ellos son considerados por sus selecciones nacionales.

Los tres equipos con el mayor ranking FIFA a los que pertenecen esos futbolistas son: México en el lugar 12, Irán en el 23 y Túnez en el 29. El promedio de edad entre los 13 tomados en cuenta por sus selecciones es de 28.5 años.

¿Por qué se van a Qatar u otra nación de Medio Oriente a jugar futbol? En ocasiones los deportistas toman la opción de participar en dicha liga como una forma de obtener buenas condiciones económicas para enfocarse en el retiro.

Como fue el caso de Xavi Hernández, quien obtenía un sueldo cercano a los 10 millones de euros, además de recibir un finiquito de otros 10 millones tras su retiro y la opción de formarse como entrenador, puesto que ostenta en el Al-Sadd Sports Club.

“Desconozco las ofertas que se le habrán presentado a Héctor Moreno, pero cuando un futbolista tiene 31 años, en varias ocasiones, se prioriza el tema económico y puede ser que tomaron la mejor opción que le ofrecieron” expresa a este diario, Gerardo Olvera, representante de futbolistas.

Otros casos específicos, son los de André Carrillo y Fernando Gaibor. Carrillo, a sus 28 años, de 2016 a 2018, pasó de valer 11 millones de dólares a 6.6 millones cuando fichó por el club Al-Hilal Riyadh de Arabia Saudita.

Mientras que Fernando Gaibor, con 27 años, no logró hacerse de un puesto de titular en el Independiente de Avellaneda, por ello, el club buscó retornar los 4.2 millones de dólares que invirtió en él, con el préstamo de una temporada de 700,000 dólares, con opción de compra por 3.5 millones, al Al-Wasl de Emiratos Árabes.

Ambos futbolistas que desarrollan su carrera en medio oriente, al igual que Héctor Moreno con México, son considerados por los entrenadores de sus selecciones. André con Perú y Gaibor con Ecuador.

Para Gerberoff, una de las cuestiones por las que Héctor Moreno eligió jugar en el Al-Gharafa, es por comodidad, después de cumplir el sueño de desarrollar una carrera en Europa.

“En la Real Sociedad, en el mejor de los casos podía estar ganando un millón y medio de euros. Y de pronto visualizar que se le estaba complicando ser titular. Acá puede estar cobrando dos millones o más y la exigencia es menor, tiene poca presión de los medios y vive muy bien”.

Aunque de jugar en LaLiga española a la liga de Qatar involucra un drástico cambio en el nivel de competencia, Gerardo Olvera, considera que Moreno se ha hecho de un nombre en el futbol mexicano, una de las causas por las que Gerardo Martino sigue considerando al defensor.

“Es una liga que está por debajo de las ligas b de Europa, pero no creo que Héctor deje de formar parte de la selección. Él ya es una marca registrada, jugó muchos años en Europa y estuvo en Mundiales, no creo que llegar allá afecte en ser considerado para la selección a futuro”.