El delantero alemán Miroslav Klose, que disputará el sábado su partido número 100 con la casaca de la Mannschaft tras marcar su gol 50 la víspera ante Inglaterra (4-1) por octavos de final del Mundial de Sudáfrica, indicó que su selección "puede lastimar a Argentina".

El equipo de Joachim Low se enfrentará al de Diego Maradona, en una revancha idéntica a la Copa del Mundo 2006, el sábado en Ciudad del Cabo, por un boleto en semifinales.

"Estoy persuadido de que podemos lastimar a estos argentinos", aseguró el atacante del Bayern Múnich, justamente verdugo de la Albiceleste hace cuatro años con su gol que envió el partido (1-1) a prolongación y luego acabó con victoria germana en los penales (4-2).

"Escuchamos que los argentinos quieren tomarse revancha por lo de 2006. Pero desde 2006 muchas cosas han cambiado para los dos equipos. En 2006, Messi era suplente, hoy es el mejor jugador del mundo", reconoció Klose.

"Tener a Maradona, tal personalidad, como seleccionador, es una enorme ventaja. Micho (su compañero argentino en el Bayern, Martín Demichelis) me dijo que es un entrenador genial, les encanta trabajar con él", reveló 'Miro'.

"Cuando se compara a los dos equipos y a las individualidades, Argentina es en los papeles mejor que nosotros. Pero vimos el domingo contra Inglaterra que eso no era suficiente. Lo importante es lo que pasa en el terreno de juego, como se aborda el partido", reflexionó Klose.

"Tenemos un equipo unido. Argentina es un adversario diferente a Inglaterra, no será fácil, pero estoy persuadido de que podemos lastimarlos", puntualizó.

Con su diana en la victoria 4-1 ante los ingleses en octavos, la víspera en Bloemfontein, Klose ha sumado 12 dianas en Copa del Mundo, quedando a tres de Ronaldo, el líder en solitario.

"Es extraordinario haber alcanzado esta cifra y lo que es más lindo es que todavía no se acabó el torneo. Tal vez pueda marcar uno o dos goles más, que es mi objetivo. Estoy orgulloso, pero lo más importante desde mi punto de vista es el trabajo que hace el equipo para que yo meta esos goles", dijo Klose.

"Si los balones no llegan, si los centros tampoco, no podría marcar y debo por eso felicitar a este joven equipo por su trabajo y compromiso", elogió el punta, que salió de una temporada dura con el Bayern Múnich, al haber perdido la titularidad y marcar muy poco.

"La temporada no transcurrió como lo esperaba en términos de partidos disputados, pero también disfruté mucho del trabajo del entrenador (Louis van Gaal), aprendí mucho", sostuvo.

"Siempre creo en mí mismo. Mi fortaleza es llegar en forma al momento deseado. Siempre dije que el partido contra Australia era la gran cita, porque no había andado bien en los partidos de preparación", concluyó Klose, máximo artillero del Mundial 2006 y gran amenaza ahora para el portero Sergio Romero