Montevideo.- Peñarol puso fin a una sequía de siete años y se coronó campeón del futbol uruguayo al empatar el martes 1-1 con Nacional en la segunda final del clásico disputado en medio de rigurosas medidas de seguridad.

Alejandro Lembo marcó para Nacional a los 34 minutos, pero Matías Aguirregaray estableció el empate por Peñarol a los 67 minutos.

El encuentro se jugó en el estadio Centenario ante unas 40,000 personas que aún por encima de ser un día de trabajo se las arreglaron para estar presentes.

Unos 1,000 policiales fueron destinados a implementar estrictas medidas de seguridad y con fuerzas antimotines en prevención de incidentes como los de la semana pasada.

Peñarol jugó con 10 hombres desde los 79 por la expulsión de Gastón Ramírez tras acumular una segunda tarjeta amarilla. Nacional se quedó con 10 a tres del final con la expulsión de Sergio Blanco. Los últimos instantes fueron los de mayor dramatismo, cuando primero el zaguero Sebastian Coates y luego el propio Blanco estrellaron pelotas en el horizontal que le hubieran dado una victoria a Nacional y el derecho a un alargue.

El partido fue discreto y con muchas fricciones.

De esta manera se puso fin a una serie de tres partidos clásicos de acuerdo al reglamento vigente.

Nacional había ganado el Apertura, Peñarol el Clausura y la tabla anual lo cual determina esta modalidad de disputa. Y, como Nacional, ganó 2-0 el miércoles pasado abrió su chance a dos finales. El sábado, Peñarol ganó 1-0 y el martes en el decisivo se puso punto final al torneo con el empate. La victoria del sábado le dio una leve ventaja a los aurinegros que aún con un empate se coronaban.

En el 2003 fue campeón Peñarol, después Danubio, Defensor Sporting y Nacional.

La policía detuvo a unas 300 personas dentro de las medidas de prevención, informó el viceministro del Interior, Jorge Vázquez.

Posteriormente, hubo actos de violencia durante los festejos de los parciales aurinegros en la avenida 18 de Julio, la principal de Montevideo.

La policía antimotines tuvo que realizar disparos con balas de goma, según mostró la televisión, para dispersar a los revoltosos.

De inmediato no se reportaron cifras de heridos.

BVC