Barcelona, España.-El piloto español de MotoGP Dani Pedrosa (Honda), internado el domingo en una clínica de Barcelona (noreste) tras una fractura limpia de la clavícula derecha durante el Gran Premio de Francia en Le Mans, decidirá en pocos días cómo encarar su recuperación.

En la ciudad condal, los médicos ratificaron el diagnóstico que dieron sus pares franceses tras el accidente en el circuito Bugatti de Le Mans.

Actualmente, la duda estriba entre ser nuevamente operado e integrar una placa, como ocurrió con su otra clavícula semanas atrás, o dejar que el hueso pueda soldarse naturalmente sin necesidad de pasar por el quirófano.

De cualquier manera, su presencia en el Gran Premio de Cataluña, el 5 de junio próximo, está en duda, sea cual fuere la decisión.

Como consecuencia de su abandono en Le Mans, Pedrosa quedó tercero de la clasificación del Mundial, en la que estaba segundo.

El accidente tuvo lugar a raíz de que, como consecuencia de una maniobra antirreglamentaria del italiano Marco Simoncelli, sus motos se tocaron y Pedrosa cayó a la pista volviéndose a fracturar.

La dirección de la carrera decidió infligir una penalización a Simoncelli.

"Estaba haciendo una buena carrera. El objetivo era conseguir otro podio y lo tenía al alcance de la mano, pero no ha podido ser... No he podido hacer nada. Me voy de aquí con la clavícula rota y él con una penalización 'ride through'", había declarado Pedrosa.

"Una vez más, me llevo la peor parte. Acabábamos de salir de la pesadilla de la última operación y ahora he vuelto a lesionarme. Es muy injusto, no me lo merezco", anadió, muy frustrado tras la carrera.

BVC