Friburgo, Alemania.- El director de selecciones de la federación mexicana de futbol, Néstor de la Torre, afirmó en Friburgo (Alemania), donde el Tri juega el miércoles un amistoso contra Holanda, que este tipo de duelos son muy buenos exámenes de cara al Mundial.

México empezó el lunes su cuenta de amistosos en Europa, que sirven de preparación a Sudáfrica-2010, con una derrota en Londres contra Inglaterra (3-1).

"Son muy buenos exámenes. Contra Inglaterra se pudieron sacar conclusiones para ir perfeccionando lo que quiere el cuerpo técnico transmitir", afirmó De la Torre.

"Estos equipos tienen otro estilo de futbol, más dinámico y veloz, pero ese era el objetivo, tener diferentes estilos de equipos con alto grado de dificultad para poderse ajustar a las realidades que vamos a encontrar. No hay que perder de vista que nuestra prueba de fuego es el 11 de junio (fecha del debut contra Sudáfrica en el Mundial)", añadió.

El director general de selecciones admitió que México falló en algunos aspectos tanto en defensa como en efectividad en ataque contra Inglaterra, pero señaló que se debe mantener la calma.

"Hay errores (a solucionar), como falta de culminación de los jugadores, pero lo que se llevó a cabo, como la rotación de los jugadores, los toques, la técnica que se mostró, la disposición, el coraje, creo que son cosas muy positivas", explicó.

"Hay aspectos que mejorar para la competencia, pero también tranquilidad porque desarrollaron lo que se está trabajando. Faltó reflejarlo en el marcador", indicó.

De la Torre afirmó que los jugadores mexicanos son conscientes de las cosas deben mejorar.

"Es un grupo muy metido, consciente de lo que fue el partido. Los jugadores saben lo que les falta, saben cómo jugaron y saben que se entregaron. Están tranquilos, pero conscientes", dijo.

OPTIMISTAS CON RECUPERACIÓN DE "GUILLE" FRANCO

El directivo explicó que existe optimismo de la cara a la total recuperación del delantero Guillermo Franco, con una contractura en el tobillo derecho, contraída en el partido contra Inglaterra, y que obligó al ariete a retirarse al final del primer tiempo.

"El reporte médico determina que tiene un golpe. Se le realizaron estudios en el mismo estadio y se pudo ver que es un esguince por lo que estará en recuperación de tres a cinco días", explicó el director de selecciones de México.

Tras este partido en Holanda, la selección mexicana jugará otros dos amistosos en Europa, el 30 de mayo en Bayreuth (Alemania) contra Gambia y el 3 de junio en Bruselas frente a Italia.

BVC