Aunque sufrió para lograrlo, la clavadista mexicana Paola Espinosa avanzó este jueves a la final de la plataforma de los Juegos Olímpicos de Río, y más tarde buscará empatar la marca de Joaquín Capilla único atleta mexicano con tres preseas consecutivas en justas veraniegas.

Espinosa, una veterana de 30 años de edad, tuvo que realizar su mejor clavado en la quinta ejecución para terminar con 306.45 puntos en el 12do puesto. Sólo las mejores 12 avanzan a la final.

NOTICIA: A pesar de todo… hay esperanza

Espinosa llegó a Brasil con dos oportunidades de igualar a Capilla. La primera la agotó al quedar sexta en la plataforma sincronizada junto con Alejandra Orozco.

Capilla, que falleció en 2010, ganó una medalla de bronce en trampolín en Londres 1948, luego una plata en la plataforma de Helsinki 1952 y cerró con un oro y un bronce en plataforma y trampolín, respectivamente, en Melbourne 1956.

INFOGRAFÍA: Clavados, espectáculo en pleno aire

En Juegos Olímpicos, Espinosa obtuvo el bronce en la plataforma de 10 metros junto a Tatiana Ortiz en Beijing 2008 y la plata en la misma prueba junto con Orozco en Londres 2012.

Tras avanzar 13ra a la semifinal, la mexicana estuvo dentro de la zona de clasificación a la final hasta su cuarto salto, cuando entró muy tarde a la piscina y fue calificada con 4,5 puntos para su peor ejecución de la mañana y resbaló hasta el 13er puesto, pero se compuso en su último clavado para conseguir el pase.

erp