Panamá recibirá por cuarta ocasión la Serie del Caribe en el estadio Rod Carew del 4 al 10 de febrero. La  Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC) informó que en la edición 2019 participarán México, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y como naciones invitadas estarán Cuba y Panamá.

Asimismo, se tiene preparado un calendario para la participación de cinco y seis equipos, por si sucede algún imprevisto.

La elección de Panamá se realizó porque ofrece las mejores garantías, pero la confederación financiará el evento. Además, la empresa dueña de los derechos de televisión del torneo tiene sede en dicha nación.

El comisionado Juan Francisco Puello Herrera aclaró que ninguna de las posibles sedes que tenían ofreció dinero, serán sólo las facilidades para el uso del estadio, “esto no cuesta 5 millones de dólares, estamos buscando unos préstamos que nos ayudarán a montar el evento, además de los fondos que tiene la confederación”.

Herrera indicó que el montaje puede estar entre 2 y 4 millones de dólares, esta última cifra es lo que se había destinado para la organización del evento en Venezuela, de acuerdo con lo reportado por la prensa local.

Ante lo sucedido, una de las lecciones fue que la Serie del Caribe se ha revalorizado al recibir ofertas de varios sitios, “nos servirá para que en un futuro próximo ya tengamos plazas seguras para celebrar el evento”.

México se descartó como una de las posibles sedes para no saturar el mercado y además no era buena en la parte de comercialización. Además, la decisión estaba sujeta a la ayuda del gobierno y como no se recibió, entonces la confederación optó por realizarla en Panamá.

Las ediciones anteriores que celebraron en Panamá fueron: 1952, 1956 y 1960.

De acuerdo con la CBPC, las razones del cambio de sede fueron: “Venezuela vive una situación en la que están presentes circunstancias que escapan al control o influencia tanto de la liga local y el comité organizador”.

El rompimiento de las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos representó una imposibilidad material de obtener visas de entrada a Venezuela para los ciudadanos estadounidenses que forman parte de la mayoría de los equipos participantes.

Además del equipo mexicano, la Serie del Caribe contará con Leñadores de Las Tunas (Cuba), Estrellas Orientales (República Dominicana), Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico), Cardenales de Lara (Venezuela) y los Toros de Herrera (Panamá).

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó a Estados Unidos de promover las protestas por su reelección. La crisis política provocó que el comisionado de las Grandes Ligas (MLB), Rob Manfred, recomendara al personal de 30 equipos que componen la Liga abstenerse de viajar a Venezuela en estos momentos.

“La Oficina del Comisionado está buscando asesoramiento sobre las implicaciones políticas, legales y de seguridad de esta situación. Aconsejamos al personal de los equipos, en los términos más enérgicos, que cese de inmediato viajar a Venezuela por cualquier motivo”,  señaló en una entrevista a ESPN John Blundell, uno de los portavoces de las Grandes Ligas.