El nuevo presidente, Donald Trump, ordenó el bloqueo inmigratorio para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, prohibiendo de facto su entrada en el país, incluyendo a personas con residencia legal en Estados Unidos.

Esta decisión provocó una reacción ciudadana con protestas en los principales aeropuertos estadounidenses y también preocupa e involucra a dos ligas deportivas, la NBA y la MLS. En total, cuatro deportistas estarían en el ojo del huracán por tener la nacionalidad de las naciones señaladas.

La liga de baloncesto más importante del mundo se sumó a las múltiples asociaciones y empresas preocupadas por un veto que afecta a más de medio millón de personas residentes legalmente en Estados Unidos. Irak, Irán, Sudán, Somalia, Yemen, Libia y Siria son los países afectados.

La liga emitió durante la jornada un comunicado firmado por su portavoz, Mike Bass, donde aclaró que no quería perder la mezcla de culturas y nacionalidades que han hecho de la NBA una competición de impacto mundial.

Nos hemos puesto en contacto con el Departamento de Estado y estamos en proceso de acumular información para entender cómo esta orden ejecutiva se aplicaría a los jugadores de nuestra liga, que son de estos países impactados , señaló el comunicado de Bass.

La NBA es una liga global y estamos orgullosos de atraer a los mejores jugadores de alrededor del mundo .

Además de Thon Maker, Luol Deng es otro jugador nacido en el hoy llamado Sudán del Sur, aunque con doble nacionalidad, la británica.

La NBA ha hecho de África una fábrica de talento con el programa Basketball Without Borders, por donde pasaron en sus ediciones africanas futuros NBA como Joel Embiid, Gorgui Dieng, Luc Mbah a Moute o Christian Eyenga. Y Sudán, un país de casi 38 millones de habitantes (más 12 millones en Sudán del Sur), ha tenido varios representantes en este evento anual.

Según The Vertical de Yahoo! Sports, varios de los mejores jugadores sudaneses están asistiendo a escuelas y universidades estadounidenses con visas, y podrían convertirse en selecciones de draft de la NBA .

Otro de los países afectados, Irán, es una potencia baloncestística en Asia y principal competencia en torneos continentales de selecciones de China. Hamed Haddadi, su jugador más ilustre, jugó cinco temporadas en Grizzlies y Suns.

El futbol puede ser afectado

La MLS es la otra liga que tiene a dos futbolistas que integran la lista negra de las naciones que están tachadas por Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Uno de ellos es el delantero del Columbus Crew, el iraquí Justin Meram. Nació en Estados Unidos, pero tiene la doble nacionalidad y es recurrente en la selección de Irak, donde ha participado 22 partidos.

Desde el 2011 participa con el conjunto de la MLS y recientemente jugó en las eliminatorias asiáticas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Otro futbolista es el iraní-estadounidense Steven Mehrdad Beitashour, quien milita en el Toronto FC... aunque obviamente el equipo viaja constantemente a Estados Unidos. Respetando la norma de Trump, únicamente podría participar en Canadá. También ha sido considerado por la selección de Irán para jugar en partidos oficiales.

Michael Bradley, capitán de la Selección de los Estados Unidos, habló sobre Donald Trump y las acciones que tomó al intentar cerrar sus fronteras e impedirles el paso a ciudadanos de distintos países.

(Estoy) triste y avergonzado. Cuando Trump fue elegido, lo único que esperaba era que el fuera diferente al de la campaña. Que el xenofóbico, misógino y el narcisista retórico fuera remplazado por alguien humilde y mesurado para dirigir a nuestro país , escribió en Instagram.

Bradley ha representado a los estadounidenses desde el 2006, ha participado en los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 y fue parte importante del combinado norteamericano que quedó como subcampeón en la Copa Confederaciones del 2009.

El bloqueo a los musulmanes es el último ejemplo de alguien que no puede estar más fuera de contacto con nuestro país y de la forma correcta de avanzar , concluyó Michael Bradley.

La reina me convirtió en caballero, Trump, en extranjero

La polémica decisión de Donald Trump de impedir la entrada al país a nacionales de siete países de mayoría musulmana está afectando a muchos millones de personas, entre los que se encuentran algunos nombres ilustres.

Es el caso de Mo Farah, atleta británico y cuatro veces campeón olímpico.

Farah nació en Mogadiscio, Somalia, uno de los países afectados, pero tiene nacionalidad británica, puesto que de niño emigró con su familia al Reino Unido. Ahora, Farah reside y entrena en Portland, Oregon (EU).

El atleta ha escrito un mensaje en su cuenta de Facebook sobre la decisión de Trump:

El 1 de enero de este año, Su Majestad la Reina (de Inglaterra) me convirtió en Caballero del Imperio. El 27 de enero, el presidente Donald Trump parece haberme convertido en un extranjero.

Soy un ciudadano británico que ha vivido en Estados Unidos en los últimos seis años trabajando duro, contribuyendo a la sociedad, pagando mis impuestos y criando a mis cuatro hijos en el lugar que ahora llaman su casa. Ahora, a mí y a otros como a mí nos han dicho que ya no somos bienvenidos .