Quedarse en casa es la medida de protección a nivel mundial, pero la NBA se ha dado cuenta de que el contagio puede no ser la mayor preocupación de las comunidades más rezagadas económicamente. Es por ello que la Liga se compromete con el tema, organiza mesas redondas para discutir problemáticas sociales y abrió fondos de ayuda financiera y canales de donación, además de que sus jugadores y equipos participan con acciones altruistas.

La gestión de Adam Silver al frente de la NBA, además de seguir creciendo económicamente, ha mostrado ser intolerante con las muestras de racismo, se ha hecho reputación en inclusión de género y jugadores y equipos hacen uso de la libertad de expresión. Esta vez, la crisis del nuevo coronavirus no es la excepción.

De acuerdo con Yahoo Sports, hasta el 3 de mayo 97 jugadores y la NBPA han donado 5.5 millones de dólares desde el comienzo de la pandemia, algunos de ellos han contribuido no sólo a sus comunidades de residencia, también a sus países de origen como el francés Rudy Gobert.

En la primera mesa redonda, lanzada en las redes sociales de la Liga, se abordó el tema racial por ser las comunidades afroamericanas e hispanas de las más vulnerables en Estados Unidos; de acuerdo con Marc Morial, presidente y CEO de la National Urban League, este virus “tiene un impacto desproporcional en las comunidades de color, y eso tiene que ver con racismo institucional, disparidad de salud, falta de acceso a doctores, hospitales y medicinas”.

La NBA es una de las ligas que más avances han mostrado en el tema racial y de género. El último reporte realizado por el Instituto de Ética y Diversidad en el Deporte en las ligas más importantes de Estados Unidos muestra que la NBA es líder en prácticas de contratación de comunidades hispanas y afroamericanas, así como de propietarios mayoritarios femeninos en comparación con las otras ligas deportivas profesionales.

Otra de las principales contribuciones de los equipos que integran a la NBA durante el periodo de confinamiento ha sido mantener sus pagos al personal que cobra por hora durante los días de partidos, ejemplo de ello han sido los Nets de Brooklyn, que destinan 6 millones de dólares para que los trabajadores del Barclays Center continúen recibiendo ingresos.

Si bien los jugadores de Milwaukee comenzaron con muestras de solidaridad hacia las personas que hacen posible la operación del Fiserv Forum, la directiva del equipo se sumó con un fondo de ayuda financiera de 500,000 dólares adicionales a los aportes de los basquetbolistas. Acciones similares fueron anunciadas por Lakers, Clippers, Warriors, Mavericks, Raptors, Heat, Blazers, Spurs, Nuggets, Hawks, Cavaliers, Magic y Timberwolves.

De acuerdo con datos recopilados por el medio USA Today Sports, los equipos que componen la NHL, MLB y NBA que se comprometieron a cuidar de los trabajadores que hacen operar los estadios durante los días de partido; requieren entre “más 400,000” y 7 millones de dólares para cubrir sus sueldos hasta finales de mayo; el número de trabajadores puede variar de 400 a más de 1,000, dependiendo del tamaño del lugar, la capacidad de la multitud y la posición financiera del equipo.

En adición, equipos como los Bulls, Blazers, Hornets, Pelicans y Heat continúan la campaña NBA Together a través de fondos de respuesta a sus comunidades. Los recursos se utilizan principalmente para acceso a alimentos, suministros básicos, alquiler, hipoteca o asistencia de servicios públicos, entre otras. Los Kings, Pistons y Grizzlies además tienen entre sus planes asistir con equipo médico y alimentos.

[email protected]