Con apenas 24 años, una edad relativamente baja en el golf (donde Phil Mickelson sigue ganando títulos a sus 51), el estadounidense Collin Morikawa ha dado un primer paso gigante en la historia de este deporte, al convertirse en el primero en ganar dos majors como debutante.

Morikawa ganó el Abierto Británico este fin de semana con un total de 265 golpes (-15) y repitió la hazaña de agosto de 2020 en el PGA Championship, ya que en ambos torneos levantó la corona siendo su primera participación.

“Escuchar que soy el campeón me da muchos escalofríos, esto me hace muy feliz, muchas gracias a todos y cada uno de los que están presentes”, dijo el joven estadounidense ante los más de 32,000 aficionados que se dieron cita al Abierto de golf más longevo del mundo.

Hace apenas dos años, Morikawa estaba egresando de Administración de Empresas en la Universidad de California (UCLA) y ahora es uno de los 85 golfistas que han ganado al menos dos majors en la historia.

Inició la última jornada (domingo) a un solo golpe del entonces líder, el sudafricano Louis Oosthuizen, con el que compartió la última ronda. Muy pronto, ante un 'bogey' de su rival en el hoyo 4, le igualó y, apenas tres después, ya se situó en lo más alto en solitario, tras un nuevo tropiezo de su rival y él hacer un 'birdie'.

Detrás de él en la clasificación final se quedaron Jordan Spieth (2o lugar), Jon Rahm (3o), Louis Oosthuizen (3o) y Dylan Frittelli (5o). El español Rahm había arrancado el torneo como el máximo favorito en las apuestas tras haber sido campeón del US Open unas semanas antes.

El último debutante que había sido campeón en The Open era Ben Curtis en 2003, hasta que Morikawa apareció con total potencia en 2021; de hecho, sus dos majors ganados en los últimos dos años han empatado una marca de Tiger Woods como los únicos menores de 25 en conseguirlos.

Además, se convirtió en el primer jugador desde Bobby Jones en 1926 en ganar dos majors en ocho o menos aperturas.

Tras este triunfo, Morikawa se ha embolsado 2.07 millones de dólares, el premio más grande en la historia del Abierto Británico, y también se ha posicionado, por primera vez, como el tercer mejor golfista del mundo, mientras que Rahm continúa en primero.

Ahora, el joven golfista de origen japonés y chino se unirá a Justin Thomas, Xander Schauffele y Bryson DeChambeau como los representantes masculinos de Estados Unidos en el golf olímpico de Tokio 2020.

Abraham Ancer, el tercer mejor latinoamericano

El mexicano Abraham Ancer logró avanzar hasta la última ronda del Abierto Británico y, aunque terminó en el sitio T59, fue el tercer mejor latinoamericano del torneo.

El originario de Tamaulipas concluyó con 282 golpes en total (+2) durante su tercera participación en The Open, mientras que el otro mexicano en el torneo, Carlos Ortiz, tuvo un debut amargo al ser eliminado desde la primera ronda.

El latinoamericano mejor ubicado fue el argentino Emiliano Grillo, quien concluyó en T12 junto al noruego Viktor Hovland y el campeón de 2020, el irlandés Shane Lowry, todos con 274 golpes (-6).

Después se ubicó el chileno Joaquín Niemann también con 282 golpes pero con 70 en el último día en comparación de los 71 del mexicano Ancer; los dos han protagonizado la lucha por el mejor latinoamericano en torneos importantes desde el año pasado.

Tras esta participación, Ancer y Ortiz se preparan para representar a México en los Juegos Olímpicos de Tokio junto a sus colegas Gaby López y María Fassi, siendo el único país latinoamericano que contará con cuatro golfistas en dicha competencia.

Por su parte, Emiliano Grillo decidió no representar a Argentina en Tokio 2020 “por motivos personales”, mientras que el chileno Niemann sí estará en la justa, donde participarán un total de ocho países de Latinoamérica.

deportes@eleconomista.mx