En ésta ocasión no fueron América, Cruz Azul o Monterrey. Ayer el equipo que llegó a Cancún con la cartera abierta al draft fue Morelia, conjunto que desembolsó 6.4 millones de dólares en la compra de dos futbolistas, entre ellos Federico Vilar. La operación más alta fue la de Daminán Álvarez a los Tigres por 4.5 millones de dólares.

Mientras el arquero que había hecho toda su carrera en Atlante le costó a los Monarcas 3.7 millones, Luis Miguel Noriega, mediocampista de contención que hasta hace unas horas pertenecía al Puebla les salió en 2.7.

Tras esta fuerte inversión el equipo dirigido por Tomás Boy buscará corresponder en la cancha el esfuerzo de su directiva que desea ver a su plantel llegar a la final luego de dos torneos consecutivos de caer en semifinales.

Detrás de los michoacanos apareció Pachuca como el segundo equipo que más gastó tras haber dejado 4.8 millones. Los Tuzos pagaron 2.4 millones al Puebla por Hérculez Gómez, y 1.2 a Atlante y San Luis por Daniel Arreola y Braulio Luna respectivamente.

San Luis y Atlante igualaron en el tercer lugar al invertir 3 millones de cara al próximo campeonato. Los Gladiadores pagaron 2.4 millones a Pachuca por hacerse de los servicios de Jaime Corre, y 1.6 a Estudiantes por Daniel Alcántar.

Morelia, Pachuca, San Luis, Atlante y Tigres, los que más gastaron.