Roma. El Milan reforzó su liderato en la liga italiana con una victoria 2-0 sobre el Parma, en la 28 jornada de la Serie A, marcada por el esperado regreso de Gennaro Gattuso, que no jugaba desde agosto por unos problemas de visión.

Gattuso entró al terreno de juego en el descuento final, en el 90+2, sustituyendo al ghanés Sulley Muntari, tras haber sido tratado en estos meses de su miastenia ocular, una debilidad muscular.

Con estos tres puntos, el Milan se colocó provisionalmente con siete puntos de ventaja sobre la Juventus (2), que juega en el último partido del día en la cancha de la Fiorentina (14), con la necesidad de ganar para no quedar más descolgado en la lucha por el Scudetto.

Los tantos de la victoria del Milan en Parma llegaron gracias a un penal transformado en el minuto 19 por el sueco Zlatan Ibrahimovic y al holandés Urby Emanuelson, que culminó con éxito un contragolpe en el 55.

Ibra consiguió su vigésimo tanto de la temporada y refuerza también su puesto de capocannoniere de la Serie A, después del penal que cometió Christian Zaccardo por una mano en el área, que cortó una volea de Emanuelson.

El jugador holandés consiguió luego el segundo tanto, aprovechando la lesión de Kevin-Prince Boateng para sumar tres puntos más en la temporada.