Cuando Miguel Herrera aceptó la llamada de emergencia de la Federación Mexicana de Futbol para calificar a la Selección al Mundial de Brasil 2014, la diferencia entre México y Nueva Zelanda era de 55 posiciones en el ranking de la FIFA.

La situación que enfrentaba México era crítica, en dos partidos ante un desconocido rival se jugaba el último boleto al Mundial brasileño, y la única respuesta de los dirigentes -después de apostar por los relevos de Luis Fernando Tena, ganador de la medalla de oro, y Víctor Manuel Vucetich, el llamado Rey Midas- era la del técnico y equipo campeón, Miguel Herrera.

Después de cuatro años de aquella serie de reclasificación mundialista, México y Nueva Zelanda se reencontrarán en un duelo oficial en la Copa Confederaciones Rusia.

En el camino, la Selección que ahora dirige Juan Carlos Osorio ha recuperado siete posiciones en el ranking de la FIFA, según la última evaluación, y respecto a la posición que ostentaban en el 2013.

Por su parte, la Selección de Nueva Zelanda ha perdido 16 posiciones en la clasificación de la FIFA, en relación con el lugar 79 que tenía al momento del repechaje mundialista, ahora ocupa el 95 en la clasificación.

¿Será nuevamente un partido desnivelado?

El Tricolor enfrentará al campeón de Oceanía con una diferencia de 78 posiciones respecto a la última clasificación mensual de la FIFA.

La calificación de México en el periodo 2013-2017 estuvo en el rango de las posiciones 26 hasta el lugar 14 del ranking de FIFA, sitio al que llegó después de su participación en el Mundial de Brasil 2014. Sin embargo, el peor lugar en la evaluación llegó en julio del 2015, cuando la Selección Mexicana descendió hasta el escalón 40 de la lista, que ha sido el sitio más bajo en la historia del equipo nacional en el ranking.

Juan Carlos Osorio tomó al equipo nacional cuando era el número 26 del mundo, lo que significa que al mando del técnico colombiano el equipo ha mejorado nueve posiciones, según el ranking más reciente.

La diferencia entre las posiciones de ambas selecciones es producto de una mayor actividad de la Selección Mexicana, con un promedio de 19 encuentros, oficiales y amistosos, en los últimos cuatro años. Más actividad de partidos representa mayor puntaje posible, aunque la evaluación en el ranking depende de los resultados, la categoría de los encuentros y la calidad de los rivales.

Por su parte, Nueva Zelanda registra una media de 5.8 encuentros por año desde el 2013 a la fecha, y los únicos encuentros oficiales -los que dan mayor puntaje para el ranking de la FIFA- fueron ante selecciones de su confederación; es decir, equipos por debajo del lugar 100, algunos incluso hasta el 200.

De aquella lista de Miguel Herrera para encarar el repechaje mundialista, en el 2013, sólo Alfredo Talavera, Miguel Layún, Oribe Peralta y Rafael Márquez se encuentran en la Copa Confederaciones de Rusia 2017.

El equipo comandado por el Piojo Herrera tenía un valor de 45.3 millones de dólares, una diferencia de 2.4 veces el valor de los jugadores neozelandeses (18.6 millones). Actualmente, México (154.7 millones) supera por 8.8 veces el valor nominal de Nueva Zelanda (17.5 millones).

En el plantel de la Copa Confederaciones, Nueva Zelanda tiene a 10 futbolistas que estuvieron en el equipo que encaró el repechaje mundialista ante México, hace casi cuatro años.

[email protected]