Con un golazo de Byanca, la selección de Brasil terminó con la resistencia de su similar de México, para imponerse 1-0 y complicar el panorama del Tri dentro de la Copa del Mundo de Futbol Femenil Sub-17 Azerbaiyán 2012.

La anotación se produjo con un tiro de media vuelta con pierna zurda desde la media luna al ángulo derecho, al minuto 82 del partido que se disputó en el estadio 8 Kilómetros, en Bakú.

Con este resultado, el Tricolor se quedó con tres puntos, misma cuota a la que llegó la escuadra sudamericana, aunque con mejor diferencia para las "aztecas", quienes cerrarán la fase de grupos el domingo próximo frente a Japón, en un panorama que luce muy complicado, mientras las "canarinhas" (-4) enfrentarán a Nueva Zelanda.

Salvo el ingreso de Jenny Chiu por Luz Duarte, a fin de aprovechar su mayor velocidad y habilidad, México repitió cuadro con respecto al que inició y derrotó a Nueva Zelanda el domingo pasado en el debut en esta competencia.

Con la necesidad de triunfo por la goleada que se llevaron a manos de las japonesas en su presentación, el equipo brasileño tomó el control del balón desde los minutos iniciales, aunque no pudo generar opciones de peligro sobre la meta defendida por Ana Gabriela Paz.

La escuadra mexicana ponderó el orden defensivo para cerrar los espacios y dificultar el tránsito del esférico, factor que funcionó toda la primera mitad, durante la cual los tiros de media y larga distancia fueron la manera principal en que las amazónicas trataron de abrir el marcador, pero sin la potencia o colocación necesaria.

En la recta final de la primera parte llegó lo mejor en lo futbolístico de la escuadra tricolor, en una escapada a velocidad de la volante Taylor Alvarado, quien con habilidad eludió a cuatro rivales en diagonal desde la banda derecha hacia el centro hasta que la frenó con falta, al límite del área, la defensa Ana Clara, al minuto 43.

Cynthia Pineda, jugadora de buen disparo, ejecutó el tiro libre, pero sin la colocación necesaria, lo cual permitió que la propia Ana Clara se separara un poco del muro para desviar a tiro de esquina y apagar el peligro.

Para México era necesario sumar mínimo un empate este miércoles por la complicación de cerrar la fase de grupos ante el rival más difícil, Japón. Pero pasó complicaciones de nuevo en el complemento, donde al minuto 54 vino la máxima aproximación de las brasileñas.

En un tiro de esquina por derecha, la arquera Paz rechazó y afuera del área tomó el balón Djenifer, cuyo tiro fue desviado por Paz, el balón dio en el poste derecho para que siguiera el rechace de la defensa Daniela Solís.

Un nuevo tiro de Camila desde fuera del área obligó al lance de la guardameta mexicana hacia costado derecho para evitar el gol al minuto 58, en un segundo lapso de mayor asedio de las sudamericanas.

Conforme avanzó el juego, el Tri retrasó más líneas y permitió que llegaran más a su área, hasta que al minuto 82 la delantera Byanca, jugadora que entró de relevo y mostró la magia que tiene en sus pies, venció la resistencia mexicana con un tiro a la media vuelta al ángulo derecho.

Los 25 tiros a puerta de las sudamericanas a cambio de tres de las aztecas reflejó lo sucedido en el encuentro.

Con escaso tiempo para rescatar el empate, el Tri no tuvo posibilidades para inquietar a la arquera Nicole, quien fue una espectadora más en este partido por los escasos ataques mexicanos.

EISS