Entre los más de 11 millones de documentos secretos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés) y los medios asociados en esta investigación descubrieron múltiples registros de sociedades offshore que involucran a jugadores, dueños de equipos y dirigentes del futbol internacional.

Los documentos de Mossack Fonseca, una firma que se especializa en asesorías para la creación de sociedades asentadas en países de baja o nula tributación, incluyen los nombres de cerca de 20 futbolistas de alto perfil y de representantes de algunos de los más famosos clubes, entre ellos, el Barcelona, Manchester United y Real Madrid.

Estos hallazgos son el resultado de una investigación de un año realizada por el ICIJ, el diario alemán Süddeutsche Zeitung y otros medios asociados (entre ellos Ciper). Los periodistas que indagaron en los más de 11 millones de registros de los archivos internos de Mossack Fonseca se encontraron con nombres tan importantes como el del mejor jugador del mundo: el rosarino Lionel Messi.

La estrella del Barcelona, cinco veces premiado como jugador del año, y su padre, Jorge Horacio Messi, están acusados en España por haber utilizado compañías offshore en Belice y Uruguay que les permitieron dejar de pagar millones de dólares en impuestos.

Además de las compañías que las autoridades españolas ya les habían detectado en Belice y Uruguay, los registros del bufete Mossack Fonseca revelan que Messi y su padre eran propietarios de otra compañía más en Panamá: Mega Star Enterprises.

La primera referencia a esta nueva compañía aparece en los archivos de Mossack Fonseca el 13 de junio del 2013, un día después de que los fiscales españoles establecieron cargos de fraude tributario contra los Messi. En un correo electrónico se indica que la responsabilidad de manejar esta compañía estaba siendo transferida a Mossack Fonseca desde otro agente offshore.

Menos de dos semanas después, el 23 de junio del 2013, en los registros aparece la primera mención a los Messi como dueños de Mega Star. A través de su padre, Lionel Messi rechazó hacer comentarios para esta investigación.

Los papeles panameños revelan además las relaciones comerciales entre un miembro de la Comisión Independiente de Ética de la FIFA, Juan Pedro Damiani, con tres acusados en el escándalo de corrupción que en el 2015 remeció al futbol mundial: el exvicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo y los argentinos Hugo y Mariano Jinkis.

Los registros que fueron filtrados al periódico alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el ICIJ con medios de comunicación de 76 países revelan que la sociedad de Juan Pedro Damiani trabajó para al menos siete compañías offshore vinculadas al uruguayo Eugenio Figueredo. El exvicepresidente de la FIFA está acusado por autoridades de Estados Unidos por fraude y lavado de dinero en la conspiración de sobornos que se está investigando.

Los archivos dejan en evidencia que lo que a menudo es llamado el juego hermoso también podría ser denominado el juego de las corporaciones de fachada y los paraísos fiscales. Los documentos develan entidades offshore utilizadas por varios futbolistas, dueños, directivos de ligas, agentes deportivos y clubes para mover dinero.

undefined