El futbol de primera división es el ingrediente que le faltaba a Sinaloa para tener un año completo con calendario deportivo, y no quedarse sólo con cuatro meses de béisbol. Con el estandarte de modernidad e innovación, Mazatlán FC solicita a la Liga MX su inclusión al circuito.

“Llega en un momento bien oportuno porque frente a esta pandemia lo que vamos a necesitar para levantar es mucha promoción para echar a andar más rápido los negocios, que se vengan más inversiones y que se despierte más interés en Sinaloa”, indicó el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, al programa radiofónico Línea Caliente.

La Liga MX emitió un breve comunicado informando: “se recibió la solicitud del Club Monarcas Morelia para efectuar un cambio de nombre y sede con toda la documentación correspondiente que establece el reglamento de afiliación, nombre y sede”, a su vez, el club michoacano anunció su cambio de sede a Mazatlán.

De acuerdo a datos proporcionados por el gobernador, el estado costero recientemente realizó una fuerte inversión de 700 millones de dólares, de los cuales 300 millones corrieron a cargo del gobierno estatal y 400 más los facilitó la Secretaría de Hacienda, en la construcción de un nuevo estadio, que además es favorecido por su ubicación enlazada con el aeropuerto y la zona turística.

“Viene un proyecto bastante interesante, un proyecto moderno, diferente, en el cual el grupo sigue siendo dueño del equipo. No tiene nada qué ver el gobierno en la operación, no tiene nada qué ver el gobierno en ninguna decisión del equipo, simplemente es el estadio, lo que ellos nos están ofreciendo, nos están ofreciendo instalaciones para entrenar nuestras fuerzas básicas”, dijo Mauricio Lanz, director general de Mazatlán FC.

“Se han manejado muchas versiones, es completamente falso. La infraestructura que nos ofrece esta ciudad es maravillosa. El estadio es de ellos, únicamente, nos lo darán en comodato y nosotros operaremos al cien por ciento el equipo”, continuó en entrevista con  ESPN Radio Fórmula.

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, resaltó al estadio como uno de los grandes atributos de la sede, donde no solamente se jugará fútbol, sino se podrá adecuar para cualquier espectáculo “con un nivel de confort y seguridad de primer mundo”, mencionó para La Jugada.

El gobernador Quirino Ordaz en repetidas ocasiones ha señalado el interés de que el estadio sea aprobado por la FIFA y que puedan recibir partidos de la Selección Mexicana: “Cuando vino la gente de la Federación Mexicana de Futbol se fueron de espaldas y dijeron ‘esto es de los mejores estadios, es de los seis mejores estadios del país’”.

A Sinaloa también se le reconoce como semillero de futbolistas, de acuerdo a Carlos Octavio Lara Cebreros, presidente de la Asociación de Fútbol en Sinaloa, cerca de 30 futbolistas sinaloenses integraban la segunda y tercera división del país en 2018. En 2020, José Román Rubio López, promotor deportivo, indicó que el estado se posiciona como cuarto lugar en cuanto a la aportación de futbolistas de primera división en nuestro país. En entrevista con El Economista, Pedro Solís, visor de Pumas, indicó que Sinaloa se encuentra entre los estados con mayor captación de talento.

Sin embargo el equipo deja atrás el arraigo de una afición que construyó a lo largo de 70 años en Michoacán. La revista Proceso detalló que pese a los esfuerzos del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, por mantener al equipo en Morelia, resultaba imposible cumplir con el requerimiento de 400 millones de pesos anuales que solicitaba TV Azteca.

“Entiendo que es el esfuerzo de una empresa por buscar rentabilidad. Su objetivo es ganar más dinero. Si hay condiciones que podamos cumplir, lo haremos con mucho gusto. Si hay condiciones que pasen por un compromiso presupuestal que debamos distraer otros recursos, no lo vamos a hacer. Nos vamos a centrar en garantizar los recursos para salud, educación y seguridad”, dijo a Proceso el secretario estatal de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

El director general de Mazatlán FC, explicó para ADN 40 que se tiene el plan de mantener el plantel, aunque “habrá salidas porque el tema deportivo así lo solicita” y que el primer jugador confirmado es el chileno Nicolás Díaz. El defensa central de 21 años estaba a préstamo con Morelia, procedente del CD Palestino. El contrato finaliza el 30 de junio del 2020, una negociación que tuvo problemas a principios de año cuando el club Colo-Colo reclamó haber comprado los derechos del jugador.