En su cuarto intento por alcanzar los cuartos de final en una Copa del Mundo, Paraguay no pudo tener mejor suerte, ya que le tocó como rival Japón, tal vez el invitado más inesperado en la segunda ronda.

Ambas selecciones se miden el martes en Pretoria en busca de una instancia histórica, ya que Japón se estancó en los octavos cuando hizo de local en el torneo del cual fue coanfitrión en 2002.

La verdad es que este es un duelo que no aparecía en los pronósticos.

Los japoneses demostraron ser particularmente eficaces en las jugadas de pelotas detenidas. Dos soberbias definiciones de Keisuke Honda y Yusuhito Endo establecieron la diferencia en el triunfo 3-1 sobre Dinamarca que les dio la clasificación.

Gerardo Martino, el técnico argentino de Paraguay, comentó que Japón, quien hasta ahora nunca habían ganado un partido del Mundial fuera de sus fronteras, es rápido y maneja muy bien el juego de pelota parada'', declaró Martino.

Las claves para ganar serían la buena presión en la marca y la posesión del balón'', añadió. Manejando bien la pelota, creo que todo se facilitaría''.