A Peyton Manning no le interesa hablar de qué significa su carrera en la historia de la NFL. Por ahora no. No cuando sigue activo, mucho menos a pocos días de jugar en el Super Bowl con Broncos de Denver.

Tan sereno y mesurado como se ve cuando espera para lanzar un pase, Manning se condujo con tranquilidad, en el circo que es el día de prensa, y opinó sobre la cerveza favorita de su familia, evadió educadamente las preguntas tontas acerca de programas de TV y evitó hacer pronósticos arriesgados.

Los periodistas a menudo mencionaron la palabra legado durante la sesión de preguntas con el jugador de 37 años, quien ha ganado cuatro veces el trofeo al jugador más valioso de la NFL. Además, este año fijó nuevas marcas, al lanzar 55 pases para touchdown y 5,477 yardas.

No fue sorpresa que nunca mordiera el anzuelo. Me preguntan por mi legado desde que tenía unos 25 años. No estoy seguro de que puedas dejar un legado cuando tienes 25 años, o cuando tienes 37 , dijo el quarterback cuando se le hizo la primera pregunta en ese sentido. Quisiera que a los 70 tenga un legado, aunque no estoy 100% seguro de lo que esa palabra significa .

Luego, en lo más parecido a un desliz, dijo: Todavía estoy a mitad de mi carrera . Al menos una decena de reporteros se extrañó de la respuesta. Al darse cuenta del error, Manning soltó una risilla y siguió.

Voy a reformular la frase , dijo. Estoy en la fase final de mi carrera, sigo en ella. Aún no he terminado y aún hay cosas por delante. Éste es el segundo capítulo de mi carrera .

En el juego del domingo, en contra de Seahawks de Seattle, Manning tendrá su tercera aparición en un Super Bowl. En los otros dos jugó para Colts de Indianápolis. En el 2007 ayudó a esa franquicia a ganar el campeonato y en el 2010 perdió ante Saints de Nueva Orleans.

LYNCH ABANDONA MEDIA DAY, AUNQUE EVITA MULTA

Marshawn Lynch, el estelar running back de Seahawks de Seattle, abandonó prematuramente la sesión con periodistas del día para la prensa del Super Bowl y regresó justo a tiempo para evitar una fuerte multa de la NFL.

Lynch abandonó abruptamente la sesión con la prensa y se fue después de seis minutos y medio.

Más tarde volvió y se quedó al lado del área de prensa, donde dio entrevistas al canal de las Fuerzas Armadas, a Deion Sanders del canal de la NFL, y a un periodista del cibersitio de los Seahawks. Lynch también habló con sus compañeros y firmó pelotas y cascos de futbol americano a los aficionados que estaban en las gradas.

Este mes, Lynch fue multado con 50.000 dólares por no cooperar con la prensa de Seattle. La NFL dejó la sanción en suspenso y dijo que la eliminaría si el jugador mejoraba su conducta.