Londres.-Liverpool no afrontará una acción disciplinaria de la Federación Inglesa (FA) por el comportamiento del uruguayo Luis Suárez, que negó la mano al francés Patrice Evra en el partido que enfrentó a los "Reds" con el Manchester United, el sábado en Old Trafford.

Tampoco su rival será sancionado por los gestos ostentosos de Evra tras el triunfo.

Suárez, delantero del Liverpool, y Evra, capitán de los "Reds Devils", se vieron las caras por primera vez el sábado después de que el primero fuera sancionado con ocho partidos por insultos racistas hacia el segundo en el partido de la primera vuelta de la Premier League.

Cuando se encontraron, Suárez negó la mano a Evra, y, posteriormente, en el descanso del partido, que ganó el Manchester por 2-1, los jugadores de ambos equipos se vieron involucrados en una acalorada discusión.

El francés Evra respondió a la actitud de Suárez celebrando ostensosamente el triunfo de su equipo al finalizar el partido y tuvo que ser el árbitro, Phil Dowd, el que pidiera al futbolista que moderara sus gestos.

La FA consideró que la negativa de Suárez a dar la mano no era una cuestión disciplinaria, mientras que el árbitro del partido señaló que la actitud de Evra y los incidentes en el túnel a los vestuarios no eran lo suficientemente importantes como para justificar una acción disciplinaria.

Suárez se disculpó el domingo por su acción, pero el Liverpool condenó el comportamiento de su estrella porque, según aseguró su director general, Ian Ayre, el uruguayo les había asegurado que estrecharía la mano de Evra.

La ceremonia del apretón de manos previo a los partidos es parte de una campaña de la FA para instaurar el respeto entre rivales en el futbol.

BVC