El Real Madrid, que goleó al Apoel (6-0) y el Besiktas, pese a empatar en casa ante el Oporto (1-1), sellaron su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, una instancia que no verán ni el Mónaco ni el Borussia Dortmund.

Otro ilustre europeo, el Nápoles, flamante líder destacado de la Serie A italiana, tampoco dependerá de sí mismo en la última jornada para alcanzar los cruces.

Real Madrid y Besiktas se unen al París SG, Bayern de Múnich, Mánchester City y Tottenham, que ya estaban clasificados para octavos.

En Nicosia, el Real Madrid arrasó a un rival muy débil y dejó sentenciado el duelo en la primera mitad.

Los blancos se aseguraron el pase como segundos del grupo H después que el líder de la llave, el Tottenham, ya se haya adueñado del primer puesto al ganar 2-1 en el campo del Borussia Dortmund, un resultado que deja fuera a los alemanes.

El otro equipo clasificado para octavos este martes fue el Besiktas, que tuvo suficiente con el empate que sacó en casa ante el Oporto, que se adelantó por obra del brasileño Felipe Augusto (28).

Ese resultado, además, daba esperanzas de clasificación al Mónaco del colombiano Radamel Falcao, pero los franceses, que llegaron a semifinales en la pasada edición, cayeron 4-1 en casa ante el RB Leipzig.

En el grupo E queda todo por decidir, después de que Sevilla y Liverpool empataran a tres en un partido loco y de que el Spartak de Moscú no fuese capaz de ganar en casa al modesto Maribor eslovano, ya eliminado (1-1).

En el grupo F, el Nápoles está al borde del abismo pese a golear 3-0 al Shakhtar. El City, ya clasificado, cumplió con lo mínimo derrotando por la mínima 1-0 a Feyenoord.