La venta de Hirving Lozano no sólo es el fichaje más mediático en México, es la transacción más cara en la historia tanto para el equipo que lo llevó a Europa, el PSV Eindhoven, así como para el club que adquiere sus servicios, el Napoli.

Así de relevante es la contratación del goleador, que arribó a Italia para convertirse en el mexicano más caro, al alcanzar un valor de 42 millones de euros, más bonificaciones, lo que supera los casi 33 millones que el Wolverhampton pagó al Benfica el pasado abril.

Para el PSV representa su mejor venta al superar los 34 millones de euros que recibió el club de parte del Manchester United por Memphis Depay en el 2015, mientras que para el Napoli rebasa los 37 millones que pagaron al Real Madrid por Gonzalo Higuaín en el 2013.

El mundialista mexicano en Rusia 2018 firmaría por cinco años y tendría un sueldo de 4.5 millones de euros por temporada, según La Gazzetta dello Sport.

La prensa italiana también maneja la versión de que el Napoli pondrá al contrato de Lozano una cláusula de rescisión de 130 millones de euros, una cantidad que supera el valor de las plantillas de los 19 equipos de la Liga MX y es mayor a las nóminas de siete de las 20 escuadras de la Serie A, de cara a la temporada 2019/20 del Calcio.

Lozano se destacó con 17 goles y 11 asistencias en cada una de sus campañas en el PSV Eindhoven en la Liga, más cuatro goles en Champions League, dos en la etapa de clasificación y dos más en la fase de grupos.

Con este fichaje, el Pachuca recibirá 8.4 millones de euros, debido a que mantuvo 20% de la carta el jugador al momento de venderlo a la Eredivisie.