Veracruz volvió a tomar oxígeno en su lucha por evitar el descenso de la mano de Leobardo López, su capitán.

En los dos partidos que los Tiburones han jugado como local (contra Querétaro y Atlas), ha sido el zaguero central de 33 años quien ha decretado el triunfo (1-0) con un gol en cada compromiso, mismos en los que ha dejado claro que el gafete que porta en su brazo no puede estar en mejores manos.

Gracias a Leo los escualos suman 102 puntos en la tabla porcentual uno más que Jaguares (antepenúltimo), y tres más que Monarcas, quien se encuentra en el fondo. Pero lo cierto es que Carlos Reinoso no sólo debe estar contento con el aporte aéreo que le da su líder dentro de la cancha en las acciones de táctica fija. No. La realidad es que en el futbolista surgido del Pachuca tiene a un líder que predica con el ejemplo y le dota de seguridad en zona defensiva.

Vengo a dejar todo con por equipo, voy a morirme dentro de la cancha , mencionó López en junio del 2014, cuando anunciado como refuerzo del cuadro del Puerto, conjunto con el que el viernes consiguió su noveno tanto en Liga MX. Si bien la mayoría de los futbolistas hacen ese tipo de declaraciones al llegar a un nuevo equipo, la realidad es que López demuestra en la cancha que no iba a ser uno más en Veracruz.

Ahora que vive su sexta campaña en la institución propiedad de la familia Kuri, Leobardo suma 84 partidos de Liga defendiendo esos colores, mismos con los que ya levantó la Copa MX del Clausura 2016, siendo un actor principal en dicha final ante Necaxa, incluso calificado como una pieza clave para el triunfo por el ex gobernador de dicho estado, Javier Duarte.

Antes, en marzo del 2016, gracias al profesionalismo que mostró durante 15 torneos con los tuzos del Pachuca, club con el que fue campeón de Liga y Copa Sudamericana, fue homenajeado por el cuadro propiedad de Jesús Martínez, que le puso su nombre a uno de los palcos del estadio Hidalgo.

Además de matarse en la cancha en cada duelo, Leobardo se ha caracterizado por ser un tipo que da la cara a pesar de que las cosas no resulten en la cancha, como sucedió en el torneo pasado, en el que el equipo jarocho sumó apenas 12 puntos de 51 posibles, situación que ahora los tiene en la lucha por eludir el descenso. Me da pena venir a hablar acá (en conferencia de prensa), no sé ni qué decirle a la afición , expuso el capitán el año pasado, mientras muchos de sus compañeros preferían estar alejados de los reflectores.

Dentro del plantel de los Tiburones, otro de los jugadores de experiencia como lo es Jehu Chiapas, dijo a El Economista que el capitán de los Tiburones es un elemento 100% profesional, con una dosis de entrega y liderazgo que ha beneficiado mucho al grupo , que además de su ejemplo ha colaborado también ahora con goles que definen el marcador . Siempre es un jugador que va con mucha decisión , opinó en su momento Francisco Gabriel de Anda, ex defensor que trabajó con él en Pachuca.