Los Ángeles.-Los Angeles Lakers y su astro Kobe Bryant saldrán este jueves en el último partido de la final de la NBA con la intención de propinarle a los Boston Celtics la estocada fatal en una serie que ha rebosado de emociones a granel entre las dos franquicias más galardonadas.

Por primera vez en cinco años el encuentro final de la Liga de básquetbol estadounidense llega a siete juegos, desde que los San Antonio Spurs vencieron a los Detroit Pistons en el 2005.

En el sexto partido realizado el martes, el juego inteligente y neutralizador fue de los Lakers, que desde que comenzaron el encuentro la ventaja siempre fue creciendo, hasta finalmente sacar 22 puntos de diferencia, la mayor en los seis encuentros anteriores.

Con una arrolladora ofensiva de Bryant, los Lakers vencieron a los Celtics 89-67 para empatar el tope a tres triunfos para cada equipo y forzar un séptimo partido.

El olímpico Bryant se desbordó con 26 puntos y 11 rebotes, y sus compañeros el ala-pívot español Pau Gasol con 17 y 13 capturas, el base Ron Artest con 15 unidades, y el alero Lamar Odom con 10 balones recuperados debajo de los tableros, cuarteto que debe continuar con el mismo entusiasmo si quiere regalarle a sus seguidores el decimosexto título.

"Nosotros hicimos un gran trabajo," dijo Bryant después de terminado el partido. "Pero debemos venir con la misma energía tanto a la ofensiva como a la defensiva para el juego 7", agregó.

Si Bryant gana el anillo sería su número cinco en once años con los Lakers, hazaña que lo uniría a ex jugadores leyendas del quinteto lagunero como Magic Johnson, Jerry West, Wilt Chamberlain y Kareem Abdul-Jabbar.

La escuadra angelina se puso a las puertas de enriquecer su palmarés, aunque los Celtics también pudieran imponerse el jueves y sería su decimoctava corona, reafirmándose como la franquicia más ganadora de títulos en la NBA.

En la última ocasión en que definieron el título, en 2008, los Celtics ganaron por 4-2, pero en aquella ocasión lo hicieron como locales.

Boston centrará sus fuerzas como siempre en el 'Big Three' de Ray Allen, Paul Pierce y el ala-pívot Kevin Gernett, que bastante controlado estuvo en el último desafío.

Allen fue el mejor con 19 tantos, seguido de Pierce con 13 y Garnett con 12 y 11 capturas.

La banca de los Celtics tendrá que rendir como en los cinco encuentros anteriores ya que en el sexto desafío no lució a su altura.

Hombres como Rasheed Wallace, Glenn 'Big Baby' Davis, Nate Ribinson, Kendrick Perking y Tony Allen casi ni se notaron en la cancha, y el esquema organizador de su armador estrella Rajon Rondo no surtió efecto en esa ocasión.

Para los Celtics, la tarea no será fácil, pues el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, quien obtuvo dos títulos como jugador y diez como DT, buscará la forma de aplicar sus fórmulas para continuar siendo el entrenador más laureado en la NBA.

BVC