El doping positivo por clembuterol en el 2011 canceló la transferencia de Guillermo Ochoa a París Saint-Germain, cuando ya tenía un preacuerdo con el equipo francés. Un año antes, cuando Milán le había dado seguimiento para llevarlo a jugar a Italia, la decisión de Javier Aguirre de dejarlo en la banca en el mundial de Sudáfrica 2010 le quitó la oportunidad de convertirse en el primer portero mexicano en jugar en Europa. Un mensaje en twitter de un periodista, con la foto de Memo tomando un avión a Londres, fue la razón de la cancelación de negociaciones entre América y Fulham para su transferencia.

Si hay algo que se destaca en la carrera de Guillermo Ochoa es la tolerancia a la frustración y la confianza para seguir intentando jugar en una liga europea. Después de experimentar dos descensos (Ajaccio y Granada), ser el portero más goleado de Europa y recibir 287 goles, con Standard de Lieja sabe lo que es ganar.

“Creo que pasa por el desconocimiento de la liga de Bélgica. Es normal porque la gente no está acostumbrada a verla ni a seguirla y le sorprendería bastante el nivel del torneo”, argumentó Guillermo cuando los aficionados criticaron su fichaje con el equipo de Bélgica. El portero dejaba España para jugar en la novena liga según el ranking de la UEFA. ¿Era una buena decisión?

Memo registra su mejor temporada en rendimiento deportivo desde que llegó a Europa, hace siete años. El portero mexicano tiene el registro más bajo de goles admitidos por partido (1.2 goles juego) siendo titular, pero sobre todo dejó los clubes que aspiraban a salvarse del descenso y con Standard de Lieja peleó por el título de la liga.

“Fue una sorpresa que eligiera a Standard y especialmente a Bélgica”, dice Kevin Sauvage, periodista de DH Sports. Después de su popularidad por sus actuaciones en Brasil 2014 y ser considerado el mejor elemento de Granada a pesar de que descendió en España, Ochoa tenía mejores ofertas laborales en Estados Unidos y México, pero él decidió permanecer en Europa.

De ser el portero más goleado de la Liga Española con 82 anotaciones en 38 partidos, ahora Guillermo es un referente de su club en Bélgica. “Al inicio no fue fácil para él, pero mejoró su juego y se convirtió, con toda seguridad, en el mejor portero de los playoffs”, agrega el periodista de Bélgica.

Memo se ha ganado el respeto de sus compañeros en Standard con carácter reservado. Observa más de lo que interviene, no es expresivo, pero asume sentido de pertenencia, como cuando festejó el título de copa aunque él fue suplente durante todo el torneo.

A futuro, Ochoa puede significar para su club una venta después del mundial de Rusia 2018, la primera transferencia que involucraría un pago entre clubes en la carrera profesional de Guillermo, ya que todos sus traspasos en Europa han sido por agencia libre o en préstamo.

La recompensa más tangible a su desempeño en Bélgica es participar en la tercera ronda de clasificación de la Champions League. Con Memo en la portería, Standard regresará a competencias europeas después de dos años de ausencia y al torneo de campeones después de seis años.

Ochoa cambió la sensación de recoger el balón de su portería cada 40 minutos con Granada, a levantar un trofeo. También mejoró su imbatibilidad, al duplicar el promedio de tiempo en el que recibe una anotación con Standard.