Dan Quinn se quedó mirando el techo toda la noche después de que Seattle perdió ante New England en el Super Bowl del 2015. Ocupaba el puesto de coordinador ofensivo con los Seahawks. Al día siguiente, viajó aproximadamente 2,559 kilómetros de Arizona a Atlanta.

Fueron varias las interrogantes y los escenarios que planteó por lo sucedido en el University of Phoenix Stadium. Posteriormente, Dan fue presentando como head coach de los Atlanta Falcons y en aquella ocasión indicó que estaba ansioso por construir una organización digna de un campeonato. De acuerdo con AP, el acuerdo con el equipo fue por cinco años. Por el momento, la franquicia disputará por cuarta ocasión la final de la Conferencia Nacional.

Es el entrenador en jefe número 16 en la organización y es el séptimo que logra que el equipo participe en los playoffs. Quinn ocasionó que los Falcons terminaran con una racha de tres años sin participar en la postemporada, al concluir como la segunda mejor franquicia de la Conferencia Nacional, con un marca de 11-5.

Quinn comentó en un inicio que quería un equipo que se caracterizara por un juego rápido y físico. Frente a los entrenadores que disputarán la fase de campeonato, Dan es el que acumula menos años al mando de la franquicia, aunque cuenta con la experiencia de participar en dos Súper Tazones, con Seattle.

A sus 46 años lidera a una plantilla que se caracteriza por contar con los jugadores más longevos, quienes tienen una ofensiva que más yardas registra por duelo (415.8) y son los que más unidades promedian por partido, con 33.8. Así, en comparación con el 2014, la organización incrementó 10% el número de yardas totales y produce 10 unidades más por duelo disputado.

En relación con la defensiva, al comparar la temporada del 2014 frente a la del 2016, son 27 yardas en promedio menos lo que permite- en su primer año ocasionó que el equipo pasara de ocupar el sitio número 32 al lugar 16 .

Pete Carroll, head coach de Seattle, es la principal influencia para Dan y lo describe como un gran comunicador, un maestro fantástico y alguien que cuenta con los atributos para ser exitoso.

El dueño de los Falcons, Arthur Blank, justificó la contratación de Quinn: Para que aporte liderazgo en los tres aspectos de este deporte y para que fortalezca el liderazgo en la construcción de la franquicia .

La organización sólo ha disputado el Super Bowl de 1999, en el cual enfrentó a los Denver Broncos, duelo que perdió 34-19. El representativo de Atlanta es una de las 13 organizaciones que no tienen títulos en la NFL.

[email protected]