El organigrama de la escudería Force India muestra a Vijay Mallya como el team principal y director, mientras que Subrata Roy Sahara como presidente y copropietario, a cada uno le pertenece 42.5% de las acciones del equipo, otra de las características comunes son sus problemas legales.

Subrata Roy fue encarcelado en febrero del 2014 por fraude. El empresario se involucró con la escudería en el 2011 al adquirir acciones a través del conglomerado Sahara India Pariwar, por lo que pagó 100 millones de euros. Cabe señalar que era una de las vías por las que el equipo recibía dinero, al menos en el 2014 significó 30 millones de euros, con los que ya no contó un año después, según datos de Blackbook.

El valor de la escudería de capital indio ha disminuido 27.6% en un periodo de cuatro años, según información de Business Book GP —al pasar de 253 millones de euros en el 2014 a 183 millones de euros en el 2017—, y fue el tercer equipo que más valor perdió en ese periodo. El también copropietario Vijay Mallya pagó por sus acciones alrededor de 90 millones de euros en el 2007.

En marzo del 2016, un tribunal en la India emitió orden de aprensión para Vijay Mallya por corrupción en relación con la quiebra de la aerolínea Kingfisher —la aerolínea se caracterizó por ser la segunda más importante en la India, la cual creó en el 2003 y para el finales del 2011 la compañía tenía una deuda de aproximadamente 74.7 millones de euros.

Los bancos de la India reclaman el dinero que le prestaron al empresario, la cifra asciende a más de 800 millones de euros. Vijay Mallya fue detenido en abril del 2017, pero salió libre al pagar una fianza de 770,000 euros. Ahora, busca evitar la extracción a su país y ha mencionado que lo sucedido con otros accionistas no afecta en el funcionamiento de la escudería.

La escudería ha trabajado con los recursos disponibles, lo cual le permitió en la temporada 2016 y 2017 concluir en la cuarta posición, por detrás de Mercedes, Ferrari y Red Bull, y se caracterizó por ser el equipo que menos dinero “invirtió por cada punto obtenido, el rango fue menor al millón de euros”.

La falta de recursos llevó que, a principios del presente mes, sus pilotos Sergio Pérez y Esteban Ocon mencionaran los efectos. “Se suponía que íbamos a traer una mejora aquí, pero no llegó”, indicó el piloto francés durante el Gran Premio de Austria. En esa misma semana, Vijay Mallya dio a conocer que la escudería estaba a la venta.

Ante la situación, de acuerdo con un comunicado emitido por el piloto mexicano Sergio Pérez que llevó que ante la posible liquidación del equipo, “al ser acreedor del equipo, me pidieron que utilizara un procedimiento legal diferente en los tribunales ingleses llamado administración, que permite a una empresa continuar operando mientras se encuentra un nuevo propietario”.

De acuerdo con los resultados obtenidos hasta la primera mitad de la presente campaña, Force India se coloca en la sexta posición en el Mundial de Constructores, con 59 unidades, la diferencia con el quinto lugar, Haas, es de 7 puntos.

Al comparar la posición que ocuparon al terminar la primera mitad del calendario en los últimos cinco años, fue del 2013 al 2016 que ocupó la quinta posición y en el 2017 se ubicó en la cuarta posición.

Según información de la revista Forbes, los ingresos de la temporada anterior ascendieron a 91.3 millones euros, la cantidad más baja en la parrilla.