Las piernas de todos los futbolistas mexicanos, pero en especial la de los seleccionados, estarán a prueba en el segundo semestre del año. La creación del torneo de Copa, que incluirá nueve partidos para los equipos que disputen la final, complicará la vida a cada estratega, tendrá a José Manuel de la Torre sufriendo por sus jugadores.

Y es que a esos nueve compromisos (seis de grupo más uno de cuartos, semifinal y final) habrá que agregarle las 17 fechas del torneo de Liga. Y en caso de que algún club logre ser finalista en ambos campeonatos, habrá que poner seis partidos más en su lista.

Si un club llega a disputar las dos finales, ya traerá encima 32 partidos, cifra que podrá aumentarse para los seleccionados nacionales, que de entrada tienen ya asegurados cuatro jornadas de eliminatoria, dos en septiembre y dos más en octubre. Es decir, un hombre que sea incondicional de Chepo de la Torre y que llegue a disputar las dos finales en México tendría en diciembre 36 partidos en sus piernas en apenas un semestre.

Si bien los aficionados no podrán quejarse por falta de futbol en todo el año, en los clubes ya toman medidas para soportar la carga de trabajo a la que estarán expuestos con semanas en las que estarán jugando en tres ocasiones, con los viajes incluidos que al final terminan mermando a los deportistas.

En Pumas ya se preparan pensando en ambas competencias. El grupo está trabajando bastante bien. Vamos a trabajar la base física de manera importante, este semestre habrá una cantidad de partidos entre Liga y Copa, habrá semanas en las que no podremos trabajar con normalidad. Estos 13 días en Acapulco serán muy importantes para obtener un buen fondo físico , indicó Joaquín del Olmo, técnico felino.

Kikín aplaude roce con la Liga de Ascenso

En Atlante también ya hubo reacciones sobre la fuerte carga de partidos que enfrentarán a partir del 20 de julio. Va a ser muy lindo poder jugar contra todos los equipos de la Liga de Ascenso; no en amistoso, sino luchando por algo, eso es una motivación, no estoy en contra del torneo, también puede enriquecer y ésa es la idea, puede darle mucho mayor proyección a la división de ascenso y me pongo , mencionó Francisco Fonseca.

carlos.herrera@eleconomista.mx