La Juventus y el Bayern Múnich empataron (2-2), este martes en Turín, en la ida de octavos de final de la Champions, en un partido en que los alemanes se pusieron con una ventaja de 2-0, pero los italianos consiguieron igualar la contienda.

NOTICIA: Los gigantes se empiezan ?a encontrar

Thomas Muller (43) y el holandés Arjen Robben (55) pusieron al Bayern camino de cuartos, pero los goles del argentino Paulo Dybala (62) y Stefano Sturaro (75) dejan un hilo de esperanza al equipo italiano de cara al partido de vuelta.

"Ha sido un gol importantísimo. Nos hemos hecho respetar delante de nuestro público. Estábamos cerca de ser eliminados y ahora vamos a Mónaco a jugar el todo por el todo", señaló Dybala.

"Tras el 0-2 nos liberamos y empezamos a presionar más arriba, poniéndoles en dificultades y encontrando nuestro juego. Ahora nos espera un desafío, pero con este corazón lo podemos lograr", añadió el argentino.

El Bayern, que había eliminado a la Juve en cuartos de final de la Champions en 2012-2013 (2-0, 2-0), recibirá a los turineses el 16 de marzo en el Allianz Arena de Múnich.

Este empate en casa deja en mala posición al fútbol italiano en la presente edición de la Liga de Campeones, después de que la semana pasada, el otro representante transalpino, AS Roma, perdiera en casa en la ida de octavos ante el Real Madrid (2-0).

NOTICIA: Madrid encarrila la serie a su favor

"Estoy satosfecho del resultado. Jugamos bien durante 90 minutos, no solo 60. Durante los primeros 60 no les dejamos construir ni una sola ocasión de gol. Claro que habría sido mejor ganar. Pero estaba claro que la Juve acabaría teniendo ocasiones de gol. No hay que olvidar que fueron finalistas de la Champions la temporada pasada", afirmó el técnico catalán del Bayern, Pep Guardiola.

En la primera media hora de partido, el Bayern fue amo y señor de la situación, con una inmensa ocasión en el minuto 12, cuando el polaco Robert Lewandowski, cedió desde la derecha, dentro del área, a Thomas Muller, quien con toda la puerta para él, disparó flojo y Leonardo Bonucci sacó el balón.

Muller se desquitó de un error

El conjunto alemán obtendría la justa recompensa a su dominio en la primera mitad poco antes del descanso con el gol de Muller en el minuto 43, desquitándose del fallo que había tenido media hora antes.

La jugada del gol la inició el chileno Arturo Vidal, la pelota le llegó al holandés Arjen Robben en la derecha, que centró, el brasileño Douglas Costa tocó de primera, la defensa de la Juventus despejó mal, quedando el esférico en las botas Müller, en el punto de penalti, que marcó con un disparo raso.

El Bayern marcaría el segundo al inicio del segundo tiempo por medio de Robben (55).

El holandés recibió un pase de Lewandowski a la derecha del área y se fue yendo hacia la izquierda para buscar posición de disparo hasta colocar el balón esquinado fuera del alcance de Gianluigi Buffon. Un gol típico de Robben.

La Juventus recuperaría la esperanza con el gol de Dybala en el 62. El croata Mario Mandzukic asistió al argentino, que se aprovecho de un mal despeje de Joshua Kimmich para anotar.

Cinco minutos más tarde, el colombiano Juan Cuadrado, que se encontró con una buena intervención de Manuel Neuer, y el francés Paul Pogba, con un disparo que marcó fuera por poco, estuvieron cerca de empatar.

El técnico italiano Massimiliano Allegri decidió quitar al alemán Sami Khedira para hacer entrar a Sturaro en el minuto 69 y poco después, en el 75, el centrocampista marcó el gol de la igualada.

Un centro de Mandzukic encontró la cabeza del español Álvaro Morata, llegando el baló a los pies de Sturaro, que anotó.

"Es sorprendente que fuéramos ganando por 2-0 y nos dejáramos empatar. Eso no puede pasar. No hemos hablado todavía de ellos pero pienso que hay que mantener la tensión, sin relajarse ni un uno por ciento", comentó Robben.

mac