No tenemos nada que perder, podemos tener coraje y dar pelea. Todos los equipos tienen debilidades. Esto es un mensaje para los equipos de Sudamérica , fueron las palabras de Jürgen Klinsmann, DT de Estados Unidos, tras asegurar su calificación a cuartos de final de la Copa América.

El liderato del grupo del torneo continental es el momento más dulce del entrenador alemán, quien apostó por una renovación en el plantel estadounidense, misma que le trajo dolores de cabeza y críticas, luego de un inicio incierto en la eliminatoria rumbo al Mundial de Rusia, competencia en la que marcha segundo del sector C, por detrás de Trinidad y Tobago. Hoy ante Ecuador Klinsmann buscará reafirmar que su proyecto va por buen camino.

La apuesta por renovar a la Selección de Estados Unidas fue inmediata. Desde su debut en el 2011, en un compromiso ante México (1-1), de los 14 jugadores elegibles para el partido sólo le dio la oportunidad a 50% de los elementos que vieron acción en el último duelo que dirigió Bob Bradley.

Tim Howard, Carlos Bocanegra, Steven Cherundolo, Michael Bradley, Jermaine Jones, Landon Donovan y Juan Agudelo fueron quienes repitieron, mientras que Edgar Castillo, Michael Orozco, Kyle Beckerman, Francisco Torres, Edson Buddle, Ricardo Clark y Robbie Rogers fueron las novedades en el inicio de un proceso que continuó presentando ajustes, porque de los siete seleccionados que fueron novedades en el inicio del ciclo de Klinsmann, sólo uno (Beckerman) llegó a la Copa del Mundo dentro de los 14 elegibles.

De la gente que era considerada por Bradley estuvieron sólo cinco de los 14 que alinearon en el último choque de Bob, es decir, sólo 35%, mientras que a la Copa América Centenario sólo llegaron cuatro, 28 por ciento. Y en lo que respecta a las novedades que empleó en Brasil 2014, sólo tres de sus elegidos para el Mundial repiten en el actual torneo: Fabián Johnson, Geoff Cameron y Graham Zusi.

Donovan, Howard y Dempsey, los de la polémica

Durante la gestión de Klinsmann no ha faltado la polémica. Y es que el alemán no se ha tentado el corazón para tocar a históricos y consentidos de la afición. Al primero al que comenzó a borrar, hasta dejarlo fuera del Mundial de Brasil, fue a Landon Donovan, delantero que con 14 años como seleccionado y terminando su carrera como internacional con 157 compromisos fue dejado fuera de la Copa del Mundo.

Actualmente hay jugadores que están mejor posicionados que Donovan para formar parte del equipo nacional , dijo Jürgen luego de no tomarlo en cuenta, tiempo después de que el jugador le pidiera que no lo llamara en el arranque del hexagonal rumbo a Brasil. Mismo caso fue el de Tim Howard, guardameta con 108 partidos con su Selección que hoy es suplente de Brad Guzan, portero al que le abrió la puerta tras pedir un tiempo de descanso con el cuadro estadounidense, situación que no perdonó su DT.

Quien no perdió el puesto como titular fue Clint Dempsey, delantero que sí dejó de portar el gafete de capitán el año pasado, luego de que protagonizara una indisciplina contra un árbitro en un partido de Copa de la MLS. Tuve una muy buena conversación con Clint sobre lo que ocurrió durante la Open Cup, pero también sobre cómo queremos manejar las cosas. Por ahora, creemos que lo mejor es darle la capitanía a Michael Bradley y dejar que Clint se enfoque en sí mismo , dijo Klinsmann.