París.- El piloto francés de la Fórmula Uno Jules Bianchi todavía no recuperó la conciencia pero ya comenzó una terapia de rehabilitación tras el accidente sufrido en el Gran Premio de Japón, dijo el martes su familia en un comunicado.

Bianchi, quien sufrió el peor accidente de la F1 desde la muerte de Ayrton Senna en 1994 cuando chocó contra una grúa que recuperaba otro monoplaza en el circuito japonés el 5 de octubre, fue trasladado el mes pasado a un hospital en Niza.

"Fue un paso significativo para nosotros poder traer a Jules a casa el mes pasado para que continúe su rehabilitación rodeado de su familia y sus amigos. Esto es muy importante para Jules y para nosotros", sostuvo su familia en el comunicado.

"El estado neurológico de Jules se mantiene sin cambios, está inconsciente pero puede respirar sin ayuda", agregó la familia.

Un reporte de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) dijo que Bianchi no frenó lo suficiente bajo las banderas de advertencia antes de chocar en la carrera en Japón.

El reporte concluyó que el monoplaza de Bianchi chocó con la grúa a 126 kilómetros por hora y dijo que los servicios médicos actuaron como debían.

Según el informe, ni una cabina cerrada en el automóvil ni un elemento protector alrededor de la grúa hubieran protegido a Bianchi de la grave lesión cerebral que sufrió.

"Pese a que no hay información significativa para reportar, es muy importante para nosotros el hecho de que Jules continúa luchando, como sabíamos que haría", agregó la familia.

mac