El delantero alemán Lukas Pudolski aseguró, este sábado, que su equipo no tiene ninguna razón "para temerle" a Inglaterra, su rival en octavos de final del Mundial, el domingo en la ciudad de Bloemfontein.

"A mi modo de ver, no debemos temer a Inglaterra. Es verdad que jugaron relativamente bien en el último partido del grupo (1-0 a Eslovenia), pero por el conjunto del torneo no hay motivos para temerles", explicó el germano de origen polaco.

Podolski, elegido mejor jugador del Mundial de Alemania 2006, rechazó hacer de este choque un partido aparte como consecuencia de la sempiterna rivalidad entre ambos países, tanto en las canchas de futbol como en la historia en común, en particular durante las dos Guerras Mundiales.

"Es un partido muy importante, pero también es un partido normal de Copa del mundo. Lo que hubo en el pasado pertenece a éste (...) Hay que concentrarse en el partido, solamente en el partido", insistió el delantero.