Mientras nos acostumbramos a ver volar la pelota en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) durante el 2019, los Diablos Rojos del México irán por otra vía.

Eso es lo que significa la contratación de Sergio Omar Gastélum como piloto para la temporada 2020, en lo que será el aniversario 80 del cuadro escarlata.

El estadio Alfredo Harp Helú favorece los batazos largos, pero no será la principal apuesta del equipo, será la velocidad y poner en juego la pelota para producir carreras de distintas maneras.

“Cuando tienes velocidad en el line up te da la manera de poder fabricar muchos tipos de situaciones para fabricar un rally, si tienes solamente poder, te sientas a esperar el batazo. Creo que el beisbol en nuestro país ha evolucionado mucho, tanto en velocidad como en fuerza, ya que el pelotero mexicano es más atleta, tiene más cualidades para el juego de beisbol.”

“Yo he sacado estadísticas donde, cuando un pitcher sube a la loma en su día, pasan los innings y no llegan esas carreras, pero cuando tienes un equipo versátil que toca la bola, que hace un hit and run, que sale al robo, que puedes hacer un safety o squeeze play, mil maneras de cómo fabricar una carrera, meterle presión al mánager contrario.

Esa presión que tú le pones provoca mucha incertidumbre en los equipos rivales. Al poner ese tipo de presión puedes provocar un error y de esa manera pueden llegar muchas carreras”, considera Sergio Omar Gastélum.

El Güero fue jugador de Diablos y regresa para ser manejador tras un año de experiencia con Guerreros de Oaxaca en la LMB y con Yaquis de Ciudad Obregón en la Liga Mexicana del Pacífico. Con Guerreros ganó 94 ganados y perdió 81 y con Yaquis en la LMP tiene, hasta el domingo, 70-41; con ambos ha sido subcampeón.

“Lee el juego y lo lee también que aplica la capacidad que tiene el equipo en las diferentes situaciones. Entonces creo que eso le da una ventaja a él, sabe cómo piensa cada uno de los muchachos y eso es importante parta el desarrollo de un juego y el logro de campeonatos”, explicó Miguel Ojeda, presidente adjunto del México y que se encarga del área deportiva.

Apropiarse este estilo de juego no será complicado, considera Ojeda, porque “el equipo se puede adaptar a cualquier estilo, tiene las características”, a lo que ‘El Güero’ Gastélum agrega que “el problema es convencer al pelotero que lo haga, uno vez convenciéndolo se pueden hacer las cosas. Ese es mi trabajo, convencer al pelotero, qué podemos hacer… hay que sacarlo de la zona de confort”.

[email protected]